Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



GLOBAL


Industria brasileña acentúa enfriamiento

| Miércoles 21 enero, 2009



Industria brasileña acentúa enfriamiento

Brasilia
EFE

La actividad de la industria brasileña acentuó su enfriamiento el pasado noviembre, con una caída del 9,9% en la facturación con respecto al mes anterior, informó ayer la patronal Confederación Nacional de la Industria (CNI).
Noviembre fue el segundo mes consecutivo de caídas en la facturación y supuso un frenazo del 7% con respecto a las cifras del mismo mes de 2008, lo que se notó especialmente en sectores como el de vehículos, la metalurgia básica, maquinaria y equipamientos e industria alimentaria y de bebidas.
El conjunto de estos cuatro sectores sufrió una brusca caída del 62% en la facturación, con respecto a las cifras de octubre.
En el acumulado de los 11 primeros meses del año, las ventas industriales menguaron su crecimiento en un 6,4%.
El empleo en el sector registró su primer dato negativo en 30 meses, con un aumento del paro del 0,6%, lo que viene a corroborar los datos oficiales.
En el conjunto de la economía brasileña, se destruyeron 40 mil puestos de trabajo en noviembre y 652 mil en diciembre, según el ministerio de Trabajo.
La disminución del empleo tuvo su reflejo en la reducción del 1,5% en las horas trabajadas en la industria brasileña, su peor registro desde 2003, cuando se comenzó a elaborar esta estadística.
Los datos de la CNI confirman los indicios de desaceleración de la economía brasileña, patentes desde octubre y que están agravándose con gran rapidez, lo cual llevó al Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea) a alertar ayer de la necesidad de mantener el crecimiento para frenar el aumento del desempleo.
Según este organismo estatal, la economía brasileña debe crecer por lo menos un 4% en 2009 para frenar el aumento de la tasa de paro, que actualmente afecta al 7,6% de la población activa.
Las previsiones de crecimiento del Gobierno para este año se mantienen en torno a ese 4%, algo más optimistas que las proyecciones del FMI (3,5%) y del Banco Mundial (2,8%).