Indefinición de Gobierno pone en riesgo ley de empleo público
Contener el gasto es una tarea primordial, antes de pensar en nuevos impuestos, dijo Sandra Piszk, legisladora del PLN. Archivo/La República
Enviar

Una nebulosa rodea el futuro de la ley de empleo público, a pocos días de que comiencen las sesiones extraordinarias del Congreso, donde el presidente Luis Guillermo Solís escogerá la agenda de debate de los diputados.


Mientras tanto, la oposición presiona a Zapote para que se atreva a limitar ese gasto, ya que de lo contrario no tendrá el apoyo necesario para aprobar nuevos impuestos como el IVA y la renta.

En estos momentos, el propio Gobierno y la bancada oficialista del PAC se contradicen sobre el tema.

Por ejemplo, Ottón Solís, diputado y líder fundador de ese partido, aseveró que Zapote está de acuerdo con limitar los pluses, mientras que su compañero de bancada Henry Mora, se opone y asevera que falta mucho estudio.

En principio, unos ocho o nueve legisladores rojiamarillos no estarían de acuerdo con el proyecto, según un diputado del PAC que pidió anonimato.

Por su parte, el Gobierno deberá tomar una decisión la otra semana, dijo Luis Paulino Mora, viceministro de la Presidencia.

En ese sentido, el funcionario fue esquivo cuando LA REPÚBLICA le preguntó sobre la presión que hace la oposición para convocar el plan, así como las repercusiones de la iniciativa y sugirió que podría hacer la convocatoria en algún momento de los próximos seis meses.

La ley de empleo público pretende limitar a ¢5 millones la remuneración máxima en el sector público, asimismo, restringiría algunos de los pluses salariales, como las anualidades, la dedicación exclusiva y la disponibilidad.

En el caso de las anualidades, por ejemplo, se fijaría un monto anual entre el 1,9% y el 2,5%, en vez del 5% o el 7% que hoy se pagan en las universidades y municipalidades, agregó Sandra Piszk.

En lo que sí existe claridad en estos momentos por parte del Gobierno y la oposición, es que si no se aprueba la ley de empleo público, no será posible aprobar impuestos.

Sin el respaldo de Liberación, Zapote no lograría conseguir los 38 votos para aprobar nuevos tributos de ninguna forma.

“Le hemos preguntado al Gobierno en varias ocasiones qué va a hacer con este proyecto, pero siguen con ese “nadadito de perro”. Lo que sí deben tener claro, es que si el proyecto de empleo público no sale, porque carece de los votos necesarios, entonces no hay impuestos”, dijo Maureen Clarke, jefa de fracción de Liberación Nacional.

Las sesiones extraordinarias se iniciarán en diciembre y finalizarán en abril del otro año y se estima que para esa fecha no haya acuerdo político, será muy difícil que se apruebe alguna de las dos iniciativas, pues el ciclo electoral ya habrá entrado de lleno en Cuesta de Moras.

 


Revisión de pluses


Los incentivos que hoy reciben los funcionarios públicos se encuentran bajo el escrutinio de los legisladores.

• Ley de empleo público regirá para todo el sector público, incluidas instituciones autónomas, universidades y municipalidades, salvo empresas públicas en competencia como ICE e INS
• Salario máximo en función pública no superior a ¢5 millones
• Dedicación exclusiva se pagará solo a profesionales y no a cualquier funcionario
• La disponibilidad ya no será de hasta un 70% del salario y se limitará a un 35%
• Anualidad oscilará entre un 1,9% y un 2,5% en vez del 5% o el 7% anual
• Tope de cesantía será de ocho años y no de 20 años como en algunos casos
Fuente Proyecto de ley

Ver comentarios