Enviar
Inconsistencia en el golf
Es muy normal, hasta a Tiger Woods le sucede

Dinia Vargas
[email protected]

Lograr mantener la consistencia de una ronda a otra es un aspecto muy buscado por todos los golfistas, pero también es lo más difícil de conseguir.
Hasta al propio Tiger Woods le sucede, el ejemplo más claro se dio en el Tour de los Campeones, torneo que finalizó el domingo. El mejor golfista del mundo llegó a la cima luego de 36 hoyos, sin embargo, en la recta final dejó ir el triunfo, en un día en que se perdió por completó su mejor golf.
La inconsistencia volvió a hacerse presente en el juego de Woods, las malas salidas con el driver, la continua visita a los bunkers y los fallos con el putt volvieron a hacer la tónica de su juego.
“Lo más complicado para un golfista es ser consistente. Tiger ha sido tan dominante que la gente no perdona, uno se acostumbra a verlo ganar”, comentó el golfista amateur, Alvaro Ortiz.
Los cambios siempre generan inconsistencias, esa es la teoría que aplica el golfista profesional Randoll Víquez, quien asegura que Woods aún no ha logrado adaptarse a los cambios que realizó en su swing, desde que volvió de la lesión.
“La inconsistencia en su juego se debe a los cambios en el swing, dejar de tener un swing de fuerza a uno más de precisión. El cambio es muy drástico, se necesita tiempo para lograr a lo que se quiere”, explicó Víquez.
Para Víquez, el californiano por sus adaptaciones en el swing cargó mucho su juego con el putt y las respuestas han sido variadas, en algunos casos positivos y en otros negativos.
“Uno de sus fuertes es el putt, pero antes él siempre atacaba más la bandera y quedaba más cerca para realizar golpes cortos más accesibles. Con sus cambios le dio mucho peso al putt y con presión no siempre este va a responder”, dijo.
En el último playoffs de la Copa FedEx los scores de Woods siempre fueron en aumento (67, 68, 69, 70), y a pesar de ser buenos resultados, a un nivel de competencia tan alto no le alcanzó.
“Debemos resaltar que si se habla de él es porque siempre está en la pelea, perdiendo o ganando. Hay que destacar que en la mayoría de las competencias en las que participa logra estar ahí entre los primeros diez lugares, enfrentando a 140 jugadores y donde él es el jugador a vencer”, comentó Ortiz.
Además, se debe tomar en cuenta que la falta de consistencia puede ser el efecto de otras variables que son incontrolables, como los factores del campo, lo golfístico y hasta lo personal.
Aunque en un momento, después de tener un gran desempeño en el BMW Championship, donde salió vencedor y arrancar de buena forma el Tour de Campeones, daba la impresión de que regresó el Tiger que todo mundo estaba acostumbrado a ver, la última ronda donde ganó Phil Mickelson, demostró que ese momento aún no se ha dado.
“Para los cambios que Woods realizó se necesita una transición de un año, que los músculos del cuerpo se adapten al cambio, en el momento en que memorice eso, va a volver Tiger y hasta puede que sea mejor que antes”, expresó Víquez.
Randoll asegura que Woods volverá a su nivel para el otro año, pero como todo cambio lleva un tiempo y como en el golf nunca se sabe, la realidad dice que hay que darle tiempo al “Tigre”.


¿A qué se debe?

Hay muchas variables que pueden afectar la consistencia en el juego de un golfista.

* Factores del campo: lluvia, viento, temperatura (frío o calor), condiciones del campo.
* Factores golfísticos: presión, desconcentración, cambios de swing o correcciones de swing durante una misma ronda.
* Factores personales: estado anímico y de salud, problemas personales.


Consejos

Cuando un golfista amateur es afectado por un factor meramente golfístico, estos jugadores recomiendan:

* Recordar los buenos golpes.
* Tratar de jugar como lo hace normalmente durante una jornada de práctica.
* Recurrir a la rutina que está acostumbrado a utilizar.
Ver comentarios