Enviar

Instituto tiene el desafío de agilizar métodos de contratación, capacitar personal y actualizar tecnologías
ICE estaría listo para competir en cuatro años

• Presidente ejecutivo confía en fortalecerlo antes de que las compañías extranjeras inicien operaciones

• Al menos cuatro empresas de telecomunicaciones han mostrado gran interés en participar en el mercado local

Danny Canales
[email protected]  

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) requiere cuatro años para poder realizar las transformaciones que le permitan competir de tú a tú en el mercado de las telecomunicaciones.
Ese es el tiempo que le demandará actualizar su tecnología, fortalecer servicios, contratar y capacitar al personal y agilizar los procesos de contratación administrativa.
Mientras tanto, las empresas extranjeras ya tienen registradas sus marcas y logotipos en el país y están preparadas para el instante en que se les permita el ingreso al mercado local.
Ese momento está aún más cerca tras el resultado del referéndum del domingo pasado, pues el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) contempla la apertura de los servicios de telefonía móvil e Internet.
Aunque reconocen que el ICE muestra rezago en algunos servicios, sus autoridades confían en fortalecer la entidad antes de que entre a operar la primera empresa extranjera en el país.
“No veo a una empresa privada operando antes de cuatro años”, afirmó Pedro Pablo Quirós, presidente del ICE, quien justificó que aún debe realizarse una serie de reformas para permitir la entrada de competidores.
Primero se deben aprobar las leyes de apertura y fortalecimiento del ICE, luego reglamentar el uso del espectro y organizar la regulación; posteriormente vendrá la concesión del servicio, con las apelaciones, y por último los permisos, como los ambientales, explicó Quirós en una entrevista concedida el pasado lunes.
LA REPUBLICA consultó a América Móvil y Telefónica, que operan en Centroamérica, primero sobre el interés de operar en el país y luego sobre cuándo podrían hacerlo, pero dijeron que para responder deben realizar una serie de estudios.
Sin embargo, Quirós comentó que el ICE no se ha quedado con las manos cruzadas y desde hace un año viene gestionando algunos proyectos para evitar que la apertura en telecomunicaciones lo tome por sorpresa.
Uno de esos proyectos es la compra de 1,5 millones de líneas celulares de la Tercera Generación; red que espera tener el ICE operando para finales del próximo año y en la que invertirá $225 millones.
Además la entidad está mejorando la tecnología, como la plataforma de facturación de los servicios, y optimizando la cobertura de las redes de telefonía celular, dijo el presidente ejecutivo.
En cuanto a la capacitación de personal, Quirós adelantó que se fijaron recursos y se pretende impulsar la contratación de más empleados para que atiendan los nuevos servicios que pondrá en marcha la institución.
Por su parte, la agilización del proceso de contratación administrativa fue incluida en el proyecto de Ley de Fortalecimiento del ICE, que está dentro de la agenda de implementación del Cafta que discuten los diputados.
Hasta ahora el servicio de telecomunicaciones ha estado concentrado de manera exclusiva por el ICE. En el resto de la región centroamericana la situación es distinta, pues en cada país hay al menos tres operadores.



Ver comentarios