Enviar
Plan incluye dos plantas hidroeléctricas y tres geotérmicas
ICE colocó ¢42 mil millones para financiar proyectos
• Próxima semana emitirá ¢8 mil millones más

Danny Canales
[email protected]

Cinco nuevos proyectos eléctricos contribuirían a superar la escasez de energía que enfrenta el país.
El desarrollo de esas obras será posible gracias a una subasta de bonos por ¢42 mil millones (unos $145 millones al tipo de cambio actual) que se realizó la semana anterior.
Los planes que se impulsarán con ese dinero serán los hidroeléctricos Diquís y Reventazón y los geotérmicos Borinque, Las Pailas II y Nuevo Mundo.
Además se aprovechará para dar mantenimiento a las plantas que están en operación, adelantó Mauricio Moreno, subgerente de Finanzas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
La subasta, que se llevó a cabo en hora y media, la realizó el ICE el viernes anterior por medio de la Bolsa Nacional de Valores.
El proceso superó las expectativas que tenía el ICE, reconoció Moreno, quien dijo sentirse complacido por la aceptación de los inversionistas a esta emisión de deuda.
Actualmente el instituto eléctrico cuenta con una calificación AAA por parte de la firma Fitch Ratings Centroamérica S.A.
La emisión de bonos realizada la semana anterior forma parte de dos planes aprobados por la Superintendencia General de Valores (Sugeval) el pasado 14 de setiembre.
Uno de los programas aprobados fue por hasta ¢200 mil millones (unos $340 millones) y el otro por hasta $200 millones (¢118 mil millones) para colocar durante este y el próximo año.
El ICE espera poner a disposición de los inversionistas otros ¢8 mil millones (cerca de $14 millones) en las próximas semanas, para completar la primera emisión. Por su parte, el próximo año realizará las emisiones aprobadas en dólares.
La colocación de bonos en el mercado fue el mecanismo al que recurrió el instituto eléctrico para diversificar sus fuentes de financiamiento, comentó Moreno, quien dijo que el nuevo instrumento tiene la ventaja de permitir el financiamiento en colones.
Otro beneficio de ese mecanismo, agregó el subgerente financiero, es que reduce la dependencia de financiamiento externo.
Los cincos proyectos eléctricos que serán impulsados mediante la subasta de bonos ofrecerían energía suficiente para abastecer el mercado por casi una década. Solo las plantas hidroeléctricas aportarán 930 megavatios, la mitad de la capacidad instalada actualmente.
Diquís constituye el proyecto más ambicioso, pues fue diseñado para producir 630 megavatios, mientras que Reventazón produciría 300 megavatios.
Los proyectos geotérmicos se construirían en Guanacaste, en los alrededores de los volcanes. Se estima que Costa Rica cuenta con yacimientos de vapor suficientes para producir unos 800 megavatios.
Ver comentarios