Enviar
Huelga agrícola agita a empresarios argentinos

Representantes del campo y el gobierno se muestran intransigentes y descartan diálogo

Buenos Aires
EFE

El conflicto que enfrenta a las patronales agrarias de Argentina con el Gobierno preocupa a los empresarios por su impacto en el crecimiento económico del país, uno de los mayores productores mundiales de alimentos.
Las mayores asociaciones empresariales argentinas, cuyos llamamientos al diálogo chocan con la intransigencia de las partes, han tomado nota de una bajada de las ventas y de la actividad en las economías regionales, dijeron ayer a Efe sus portavoces.
Reconocieron que los empresarios ven con alarma y preocupación que no hay visos de solución para un conflicto que está por cumplir tres meses, agravado por la amenaza de una inflación que fuentes independientes sitúan en torno al 20% y que no es reconocida por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
Al mismo tiempo, temen que se profundice la apreciación del peso frente al dólar, como se presume, lo que restaría competitividad exportadora a la industria.
Además de golpear a los sectores más pobres de la población, la inflación reduce el margen de competitividad que obtiene la industria argentina gracias a una política cambiaria que mantiene depreciado al peso frente al dólar en el orden del 67%. Después de intervenir para evitar que se dispare el precio del dólar como consecuencia del conflicto agrario, el Banco Central no ha impedido la tendencia bajista que muestra la cotización de la divisa de Estados Unidos, que hoy cerró a 3,10 pesos, el mismo valor de hace un año, para escozor de la industria.
Nadie duda de que el precio del dólar se situará “donde quiera el Banco Central”, como dijo ayer uno de sus ex presidentes, Javier González Fraga, en referencia a que el instituto monetario tiene reservas suficientes para manipular el mercado cambiario a voluntad.
Mercedes Marcó del Pont, quien preside el estatal Banco Nación, advirtió hoy que “hay una decisión” del Banco Central “de bajar el tipo de cambio”, es decir, permitir la apreciación del peso.
Las fuentes empresariales subrayaron que la apreciación del peso preocupa mucho a la industria manufacturera, que acaba de acordar ajustes salariales del 20% en promedio, el nivel sugerido por el Gobierno dentro de su política de “mejor distribución del ingreso”.
Agentes del mercado cambiario dicen que hay una sensación de que el precio del dólar se dirige a los 3 pesos, con lo que la moneda argentina acumularía una apreciación del 6,8% desde fines de abril (en 3,10 pesos por dólar la apreciación es del 3,7%).
Un informe de la consultora Ecolatina advirtió que el país afronta una “elevada inflación”, del orden del 27 por interanual medido en abril, cuando la “expectativa” es que el costo de vida aumente un 30% este año, más del triple de la pauta oficial.
Ver comentarios