Imagen con fines ilustrativos.Bloomberg/La República.
Imagen con fines ilustrativos.Bloomberg/La República.

Llevar el crecimiento económico anual a 6% en cinco años y reducir el delito en momento en que el país trata de frenar el repunte de emigración a los Estados Unidos es la consigna de Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras.

El país prevé crear 600 mil puestos de trabajo para 2020 en fábricas textiles, centros de atención telefónica y proyectos de infraestructura mientras trabaja con EE.UU. para impulsar el desarrollo en la nación de 8,7 millones de habitantes, dijo Hernández.
“Tanto los republicanos como los demócratas, con sus diferencias de opinión, han entendido que, para poder atacar de raíz la inmigración irregular, hay que atacar la pobreza, la falta de oportunidades y la inseguridad”, señaló Hernández. “No es la política de un gobierno o un partido de los EE.UU., es un compromiso entre un país y otro”.

El peligro ha sido uno de los factores que han impulsado a las personas a salir de Honduras. El índice de asesinatos llegó a un máximo de 86 por cada 100 mil habitantes en 2011, alrededor de 18 veces más que en los EE.UU. Sin embargo, los homicidios cayeron de 66 por cada 100 mil habitantes en 2014 a 60 el año pasado, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.


 

Ver comentarios

Notas Anteriores