Enviar
Hombres son menos cautos al volante
El 80% de los autores intelectuales de accidentes con peatones fallecidos, corresponde a hombres

El dicho “mujer al volante, peligro constante” no tiene suficientes bases que lo justifiquen.
Son los hombres con edades entre 18 y 50 años quienes con mayor frecuencia protagonizan los accidentes en carretera en el país.
Muestra de ello es que de los 81 peatones fallecidos durante el año pasado, el 80% de los accidentes fue provocado por hombres.
Ello se debe a “la falta de cuidado, no ponen la atención que se debe”, explicó la psicóloga Hortensia Rodríguez. La especialista añade que el cerebro de los hombres funciona diferente al de las mujeres. “Las mujeres podemos hacer tres o cuatro cosas al mismo tiempo, en cambio los hombres, en la mayoría de los casos, solo una o dos. Por lo tanto, nosotras estamos atentas tanto al retrovisor, a los espejos laterales, como a quién va adelante”, continuó Rodríguez.
Por otro lado, Marcelo Morera, subdirector de la Policía de Tránsito, afirma que la falta de educación vial es la principal causante de que se presenten tantos accidentes, lo cual es indiferente al sexo del conductor.
La ausencia de valores civiles y la irresponsabilidad con la que muchos se sientan frente a un volante señala esta carencia.
“Que los padres, hermanos, tíos o amigos enseñen a manejar conlleva a la reproducción de errores viales”, indicó el sociólogo Roberto Pineda.
Aunado a esto, otros factores que convierten a los conductores responsables en imprudentes son el alto consumo de alcohol y el machismo.
Ser hombre significa, para muchos, manejar agresivamente, a velocidades temerarias e irrespetando las señales de tránsito, según lo manifiesta el especialista.
Pineda insiste en que la actitud que se tenga frente a una manivela depende del nivel de educación. “Tenemos hombres y mujeres conductores muy educados y respetuosos, pero también el caso contrario”, diferenció.
Asimismo explicó que “algunos reaccionan prepotentemente, sobre todo si están al volante de lo que popularmente llaman un “super chuzo”, otros actúan corruptamente tratando de sobornar al inspector(a) de tránsito y, en otros casos, se les agrede verbal y hasta físicamente”.
Las principales víctimas de estos comportamientos son los peatones, quienes transitan por vías que carecen de aceras.
Una situación similar viven los ciclistas y motociclistas, quienes al no contar con ciclovías, ponen en riesgo su vida.
Para ambos proyectos, tanto las municipalidades como el Gobierno aducen que no hay presupuesto.

Andrea González
[email protected]


Ver comentarios