Foto 1
La más grande cementera del mundo ha visto en cigarrillos, anteojos de sol y en otros desechos la oportunidad para calentar sus hornos, y así obtener ganancia.Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios