Enviar
Herediano despertó y mató
Pérez olvidó que el 2-0 es un marcador muy engañoso

Herediano vino de atrás hacia delante para vencer 3-2 a un Pérez Zeledón, que literalmente se durmió en los laureles en un partido de calidad media.
En la inicial se observaba un Pérez, que con su entrenador en la gradería por sanción, aprovechó la debilidad por las bandas de su rival para atacarlo, especialmente por el lado de Jorge Gatgens y Juan Diego Monge, quienes hacían lo que querían por ahí.
Aun así la primera acción clara del encuentro estuvo en pies de Froylán Ledezma, la figura del partido, quien trató de lucirse y le dio mal.
Entonces llegó la respuesta de los generaleños, una mala salida de Montero que le deja el esférico muy corto a Briceño, Rodríguez le anticipa y centra para que solito entre Erick Marín y con un cabezazo bien colocado ponga el 0-1, al 23.
Heredia se perdió con ese gol y Pérez siguió con la misma línea, viendo efecto diez minutos después cuando Monge pondría el segundo en la red.
Ese gol hizo que se les olvidara que el 0-2 es un marcador engañoso, se durmieron en los laureles y el equipo de Orlando De León le dio vida a este dicho.
Dos jugadas infantiles de la defensa pesetera, una al cierre del primer tiempo y otra arrancando el complemento dieron al traste con todo.
De Lemos derribó en el área a Núñez cuando la defensa por estar reclamando se quedó atrás y Ledezma definió de penal al 38. Mientras el 2-2 fue obra de Montero al 53, ganándole la partida a una retaguardia que jugó mal el fuera de juego.
Después de esto el partido se hizo aburrido, trabado, los cambios no dieron mayor efecto y la jugada más clara de gol estuvo en pies de los visitantes cuando Gatjens se escapó por su banda, pero ni Alfaro ni Gaitán definieron y luego apareció el goleador Olmán Vargas, quien vino desde la banca para meter la única que le quedó. Descolgada de Froylán y Vargas llegó para martillar y poner el 3-2 final.


Dinia Vargas
[email protected]
Ver comentarios