Hamilton autoritario
El británico Lewis Hamilton dominó en Hungría para frenar al líder Sebastian Vettel, que tuvo que conformarse con ser tercero. ATTILA KISBENEDEK-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Hamilton autoritario

El piloto británico logra su primer triunfo con Mercedes. Vettel fue tercero

Una salida impecable, un ritmo imposible para el resto y con mucha consistencia el inglés Lewis Hamilton se hizo con su primer triunfo a bordo de Mercedes, su nueva escudería, en el Gran Premio de Hungría.
Hamilton, campeón del mundo en Fórmula Uno en 2008 —con McLaren—, había firmado el sábado su trigésima 'pole' de su carrera y no la desaprovechó para volver a reinar en el circuito de Hungaroring, lo hizo por delante del finlandés Kimi Raikkonen y el alemán Sebastian Vettel, quien aumentó su ventaja.
“Ha sido un gran fin de semana. No esperamos esto cuando llegamos aquí este fin de semana y el sábado, sin ir más lejos, dije que necesitaría un milagro para ganar hoy (ayer). Pues bien: igual es que suceden”, comentó alegre el piloto británico.
Por su parte, Vettel que tuvo un espectacular duelo con Raikkonen lamentó que “la carrera hubiese durado algo más, porque ha sido muy divertida la batalla final con Kimi”, dijo el joven tricampeón.
“No pude adelantarlo (Kimi). Lo intenté pero dañé el alerón delantero de mi coche, en lo que fue un error por mi parte. Quizá lo probé demasiadas veces. Es fantástico estar de nuevo en el podio. Felicito a Lewis (Hamilton), que hizo un gran trabajo”, apuntó el alemán.
La caliente jornada que marcó la mitad de la temporada 2013 también generó cambios en la general, donde Fernando Alonso —quinto en Hungría— perdió el segundo puesto ante Raikkonen.
“Sabemos que el campeonato es largo, aunque tengamos que ir esperando y recogiendo lo que nos dejen los demás, lo estamos haciendo relativamente bien todos estos años para quedar subcampeones del mundo y para luchar hasta el final”, comentó Alonso.
Hamilton salió bien, mientras Vettel aguantaba el ataque del francés Romain Grosjean —que salió tercero y acabó sexto, después de protagonizar varias batallas y ser penalizado con un 'drive thorugh'— y Alonso —sancionado con 15 mil euros por utilizar el DRS de forma indebida— rebasó a Rosberg.
Hamilton marcaba un ritmo devastador que únicamente soportaban Vettel y Grosjean al principio. Nada más abandonó el primer lugar en la vigésima vuelta después de pasar por el cambio de llantas y fue el australiano Mark Webber quien tomó ese puesto.
Pero en el giro 23 Webber entró en el garaje y Lewis retomó su casilla para ya no dejarla más hasta cruzar la meta y conseguir su cuarta victoria en Hungría.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

Ver comentarios