Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


¿Habrá alguna salida a esta crisis política?

Emilio Bruce [email protected] | Viernes 28 septiembre, 2018


¿Habrá alguna salida a esta crisis política?

Todos los costarricenses estamos claros en que la crisis que vive el país es profunda y podría acabar con el sistema democrático que hemos vivido desde hace ya muchos años. Claros estamos en que el desequilibrio enorme de gastos y las disposiciones legales que fuerzan transferencias, aunque no se disponga de los ingresos para hacerlas, han desbocado al Estado en el despeñadero de pedir prestado hasta que se agote la capacidad de endeudamiento de los poderes del Estado. Ya el gasto financiado con préstamos y contemplado en el presupuesto nacional excede el 53% del mismo. O sea los impuestos no alcanzan ya para financiar más que cerca del 46% del mismo. Esta semana el Banco Central de Costa Rica tomó el acuerdo de hacer una emisión pura o la compra de letras del Tesoro del gobierno ya que la liquidez era tal que Hacienda no disponía de los mínimos recursos. Grave y serio.

Todos los costarricenses deseamos con vehemencia que el gasto de gobierno se disminuya, pero sobre todo se redirija hacia lo que el país necesita. Gastamos millones de millones en lo que no queremos ni necesitamos y no gastamos lo debido en lo que sí requiere Costa Rica y sí deseamos todos los costarricenses.

Los opositores al proyecto señalan que antes que aprobar nuevos impuestos se debe detener la corrupción. Para tal efecto ya se han aprobado leyes contra la corrupción, el fraude, el contrabando y la defraudación.

Los opositores al proyecto señalan que se deben detener antes la evasión tributaria y la elusión de los impuestos que significa el pago de los mismos conforme a la ley. Pues bueno, el proyecto contempla disposiciones derivadas de la Comisión de los “Panama Papers” respecto de los paraísos fiscales. También la ley de renta global quedaría aprobada con el proyecto. Y los impuestos de renta sobre los salarios personales y las ganancias corporativas se han incrementado. De igual manera los impuestos sobre las pensiones de lujo gravan a las mismas como nunca antes se hizo. La puesta en efecto de la factura electrónica y del sistema de impuesto al valor agregado hará del control de la renta de profesionales e independientes que no tributan un fuerte mecanismo que ayudará a la reducción de la evasión y la elusión.

Para quienes desean que el gasto de gobierno se reduzca, los pluses y las anualidades hacia futuro se verán reducidos. Los empleados actuales, por la no retroactividad de las leyes, quedarán como hasta el momento han estado.

La cesantía quedará fijada entre los ocho y los 12 años en lugar de los 20 que algunas convenciones colectivas establecen. Se ordena el puntaje por carrera profesional si la institución o los poderes del Estado pagan las capacitaciones. No se hará pago doble por concepto de discrecionalidad y confidencialidad por ser en esencia lo mismo.

La dedicación exclusiva se ubicará entre el 10% y el 25% y se limitará a solo cinco años. Ya se descartará que sea de un 50%. Las anualidades porcentuales se descartan y serán de un monto fijo. Este plus va a depender de una evaluación del desempeño.

Todos estos cambios se aplicarían a los poderes del Estado, instituciones autónomas y otras. Por directriz los salarios a los funcionarios altos han sido congelados.

Las soluciones podrán ser imperfectas, pero tanto a los grandes capitales con el impuesto a las ganancias de capital, las disposiciones evitando los paraísos fiscales, la renta global y el incremento de los porcentajes del impuesto de renta contribuirán de manera decisiva a evitar una catástrofe económica en el país. Las leyes conexas y los controles de evasión reducirán esta.

Los pensionados de lujo han sido gravados y claro está los privilegios de algunos empleados públicos han sido moderados y puestos en niveles sostenibles y racionales.

Esperamos todos los costarricenses que quienes nos gobiernan logren materializar las mejores soluciones para el país en justicia y equidad, en paz y en legalidad. Para don Rodolfo Piza, doña Rocío Aguilar y a doña Edna Camacho mi reconocimiento por el valor, el profesionalismo y el amor a Costa Rica mostrado. Para don Carlos Alvarado mi reconocimiento de su sabiduría y serenidad mostradas a lo largo de toda esta crisis.

Defendamos a Costa Rica siempre. Es nuestro hogar común.






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.