Enviar
Guerra cambiaria incentiva inversiones en colones
• Alza en tasas de interés y tipo de cambio vuelve más “apetitosa” la moneda nacional

Las grandes economías del orbe están peleando una guerra de tipos de cambio, lo que afecta el precio del dólar mundialmente y en Costa Rica incentiva las inversiones en colones, tanto para nacionales como para extranjeros.
La moneda nacional se ha vuelto más apetecida, dado que si usted como inversionista coloca su dinero en un bono del Tesoro de Estados Unidos recibirá una tasa de interés de entre el 0% y el 0,25%, mientras que en Costa Rica recibiría alrededor de un 4,25% en colones.
Además, si el inversor es extranjero y necesita cambiar sus colones a dólares comprará la divisa sumamente barata, dadas las condiciones actuales del mercado.
Este contexto deja “la puerta abierta ya sea para que entren capitales extranjeros o que los portafolios internos se pasen a colones para aprovechar las condiciones favorables”, dijo Juan Pablo Segura, trader de Aldesa.
Sobre esa misma línea el Banco Central de Costa Rica ha elevado las tasas de captación de su instrumento Central Directo, lo que añade “más sabor” al platillo de inversión nacional.
Asimismo, “el hecho de que Costa Rica se encuentra ahora en el club de los países de grado de inversión, aumenta de alguna manera el interés de inversores extranjeros”, explica Jean-Luc Rich, gerente general de Scotiabank de Costa Rica.
Y si usted invierte en el exterior algunos países latinoamericanos también ofrecen condiciones extraordinariamente buenas, pero hay que revisar bien el menú porque no todo es de “color de rosa” para los inversionistas.
“Sin embargo, los principales efectos los tendremos cuando la principal economía del mundo decida revertir esta política, porque en ese momento veremos una disminución en la oferta de divisas que podría presionar las tasas”, explica Juan Carlos Araya, gerente general de Lafise Valores.
Hay que tomar en cuenta que la guerra de divisas que se ha desatado en los últimos meses podría generar pérdida de competitividad al sector exportador y afectar la balanza comercial del país, comenta Rodolfo Herrera, director global markets del HSBC.
“Adicionalmente se podría dar un incremento de inversiones extranjeras hacia economías emergentes. Y eventualmente parte de estas se podría dirigir a Costa Rica y dependiendo de su magnitud podrán presionar el tipo”, agrega Herrera.
Para poderles “sacar más jugo a esos capitales”, lo que quizás debería hacerse “es desincentivar el ingreso de capital especulativo, y estimular el permanente, la inversión directa, los inversionistas ángeles o de capital riesgo o el que viene a invertir en proyectos inmobiliarios o empresariales”, señala Víctor Chacón, presidente de la Cámara Nacional de Sociedades de Fondos de Inversión.
Finalmente cabe mencionar que Costa Rica está, al igual que otros países, luchando en esta guerra, comprando divisas, por lo que eso atenúa un poco el efecto cambiario.
“Seguimos estrategias similares a las de otros países respecto al dólar, el BCCR compra para contrarrestar la apreciación relativa del colón. El punto será, si este tiene el músculo suficiente para sostener dicha estrategia”, dijo Orlando Soto, gerente general de Financiera Acobo.
Sobre esta guerra existen algunas recomendaciones que el país podría seguir, como mantener las bandas cambiarias, las cuales proponen un piso de pérdida para la competitividad nacional.
“Creo que es también importante plantear una política monetaria más flexible, donde parte de la reactivación económica se conseguiría en un entorno de tasas de interés más bajas, aunque lo anterior podría presionar los niveles de inflación” , dijo Rich.
Finamente si las utilidades del sector exportador siguen expuestas o sujetas al nivel del tipo de cambio, “los comentarios de ajuste en planillas podrían materializarse y por tanto aumentar el desempleo, la producción y la estabilidad social del país” dijo Soto.



Ver comentarios