Gigantes de energía buscan crecer a pesar de terremotos
Enviar
Gigantes de energía buscan crecer a pesar de terremotos

Los productores de energía asiáticos y europeos gastan miles de millones de dólares en participaciones en descubrimientos de petróleo y gas natural desde Ohio a la Columbia Británica a pesar de que terremotos y agua contaminada amenazan con detener el mayor auge de perforación en por lo menos las dos últimas décadas.
Total SA, la tercera mayor compañía petrolera de Europa, y China Petrochemical Corp., la segunda firma productora de crudo de ese país, comprometieron $7.000 millones en formaciones de gas de pizarra de los Estados Unidos y Canadá en las dos últimas semanas. Las inversiones apuntan a aprovechar la idoneidad de firmas de exploración más pequeñas, entre ellas Devon Energy Corp. y Chesapeake Energy Corp., que fueron pioneras en el empleo de técnicas para la partición de la pizarra, que antes resultaba impenetrable.

Las posibles ganancias de regiones de pizarra como las formaciones Utica y Marcellus en el este de los Estados Unidos son demasiado grandes como para que las empresas exploradoras extranjeras las ignoren, dijo Mark Hanson, un analista de Morningstar LLC en Chicago.
Un terremoto en vísperas de Año Nuevo en Youngstown, Ohio, relacionado con un pozo utilizado para almacenar agua de desecho de perforación llevó al estado a interrumpir las operaciones en cinco pozos similares. La Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos, EPA por la sigla en inglés, analiza si la práctica intensiva de perforación en busca de pizarra implica un riesgo para el agua.
“Las perspectivas de la pizarra constituyen fronteras de exploración, y las grandes compañías internacionales las consideran una vía para el crecimiento”, dijo ayer Hanson en entrevista telefónica. “Adquieren participaciones no sólo para aprender a perforar ese tipo de formaciones en otros lugares del mundo, sino para entender cómo aprovechar perspectivas de esa magnitud”.
Las compras de pizarra contribuyeron a incrementar las ofertas extranjeras en yacimientos de petróleo y gas estadounidenses a $51.000 millones el año pasado, la mayor cantidad en por lo menos 12 años, según datos que recopiló Bloomberg. BHP Billiton Ltd., que tiene sede en Melbourne, encabezó las compras en 2011 con la adquisición de Petrohawk Energy Corp. por US$12.100 millones.
China Petrochemical, conocida como Sinopec Group, acordó el martes la compra de una participación de un tercio en cinco proyectos de exploración petrolera de Devon en los Estados Unidos por US$900 millones.
La compañía, que tiene sede en Pekín, también aportará $1.600 millones para cubrir los futuros costos de perforación de Devon, dijo esta última, que tiene sede en Oklahoma City, en una declaración.
El acuerdo siguió a la compra por parte de Sinopec Group de Daylight Energy en $2.200 millones canadienses el 23 de diciembre a los efectos de acceder a los proyectos de gas y petróleo de la compañía de Calgary en la zona oeste de Canadá.
Sinopec Group y rivales locales como China National Petroleum Corp. y Cnooc Ltd. quieren aprender a aprovechar las formaciones de pizarra en su país que la EPA estima pueden contener 1,275 billones de pies cúbicos de gas, o 12 veces los llamados depósitos convencionales de China.

Bloomberg

Ver comentarios