Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


Gerardo Vargas: “Amor entre gais puede ser más verdadero que el de una pareja heterosexual”

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 24 diciembre, 2014

“La familia ya no es papá, mamá e hijo, ahora, hay familias con parejas del mismo sexo, que a final de cuentas son más fieles y están rodeadas de un verdadero amor en sus hogares, que sus contrapartes heterosexuales”, explica Gerardo Vargas, diputado del Frente Amplio y sacerdote. Gerson Vargas/La República


Sacerdote y jefe del Frente Amplio exige no postergar ley para esta minoría

Gerardo Vargas: “Amor entre gais puede ser más verdadero que el de una pareja heterosexual”

“La Biblia se puede leer desde dos perspectivas, para dominar y oprimir, o bien, para liberar y hacer que la gente crezca”, agrega diputado

Gerardo Vargas es un sacerdote poco tradicional metido a la política.
Hace casi diez años, pidió una dispensa a la Iglesia católica, colgó los hábitos y aceptó el ofrecimiento de José Merino para unirse al Frente Amplio.
Desde entonces, el risueño pastor recorre los pasillos de Cuesta de Moras y no los altares ni los confesionarios de las iglesias.
A diferencia de la mayoría de sus homólogos, el sacerdote condena algunos de los dogmas más antiguos del Vaticano.
Para él, el verdadero amor no puede ser excluyente y por tanto, cree que los homosexuales pueden entrar al “reino de los cielos”.
Bajo esa premisa, se pregunta, ¿cómo se arroja la sociedad la potestad de prohibir estas uniones o peor aún, no tolerarlas?
El legislador del Frente Amplio espera que en 2015, Costa Rica finalmente apruebe las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

¿Cómo se explica que un sacerdote esté imbuido en la política con un partido de izquierda?
La enseñanza de la doctrina social de la Iglesia es tan amplia que alcanza para desarrollar todo un programa de gobierno. Lo que sucede es que pocas veces los partidos políticos tradicionales le ponen atención a lo que dice la Iglesia.
Por mi trabajo, he estudiado mucho la doctrina social de la Iglesia y en ese sentido, soy un convencido de que la política es la ciencia social más importante y donde el Evangelio se puede aplicar mejor para buscar el bien vivir de todas las personas. En el Frente Amplio pude combinar las dos cosas para promover un país más solidario.

Y los temas dogmáticos como las uniones entre homosexuales, ¿cómo los analiza siendo sacerdote?

Son temas tabú en un sector de la Iglesia, pero no en todos sus integrantes, quizá en el grupo más derechista de la religión católica esos temas son dogmáticos, pero hay otros con una visión más amplia, al reconocer que las cosas cambiaron.
La familia ya no es papá, mamá e hijo, ahora, hay familias con parejas del mismo sexo, que a final de cuentas son más fieles y están rodeadas de un verdadero amor en sus hogares.
Nosotros por supuesto, no estamos con la visión dogmática, lamentablemente, en la Iglesia católica el sector dominante derechista es pequeño, pero con mucho poder y por eso, los sacerdotes progresistas tienen miedo de hablar.
El sector ultraderechista de la Iglesia se escandaliza hipócritamente por los cambios que se empiezan a dar a lo interno y en la sociedad.

Las escrituras señalan la sodomía como un pecado grave, ¿no es una contradicción abrazar la sexualidad diversa?
Al contrario, se trata de un acto de coherencia por parte de la Iglesia, porque Jesús lo que predicó fue el amor y no el odio, el rencor o el rechazo y todo aquello que está fundamentado en un amor verdadero, coherente y de respeto, no tiene que ser malo.
Hay parejas heterosexuales que tienen 25 o 50 años de vivir juntas, fundamentadas en la vieja tradición de permanecer unidos durante toda la vida, mientras que hay parejas del mismo sexo que viven juntas, basadas en un amor verdadero, que los hacer crecer como seres humanos y como cristianos.
Ahí es donde yo me pregunto, ante el Evangelio, ¿qué tiene más peso, los que viven unidos porque están obligados por la costumbre, o los que viven juntos porque el amor se los facilita?

¿Interpretan de mala manera la Iglesia católica y los partidos cristianos la Biblia al condenar la homosexualidad?
No digo que lo hagan mal, pero también es cierto que no todos interpretamos la Biblia de la misma forma.
He estudiado el Evangelio durante años y me he dado cuenta, de que el amor debe prevalecer. Las Sagradas Escrituras se pueden leer desde dos perspectivas, para dominar y oprimir, o bien, para liberar y hacer que la gente crezca. Yo opté por la segunda opción.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR