Enviar
Cabezas de universidades públicas reclaman a Ministro de Educación más dinero
Garnier se enfrenta a rectores
Huelgas y manifestaciones serán el próximo escenario de diálogo que proponen los líderes universitarios

Entre quienes hoy defienden fieramente un aumento del 13% en el presupuesto para las universidades estatales se encuentra Silvia Herrero, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica.
Herrero no solo es hija de Fernando Herrero, ministro de Hacienda, sino también de Florisabel Rodríguez, parte del reducido círculo que asesora a la presidenta Laura Chinchilla.
Esta divergencia no solo se ha dado a lo interno de esta destacada familia, sino que ha trascendido a un rompimiento en la cordialidad y comunicación entre los rectores de las universidades de Costa Rica (UCR), Estatal a Distancia (UNED), Nacional (UNA) y Tecnológico (ITCR) con Leonardo Garnier, ministro de Educación.
Para Silvia este conflicto tiene que ver más con la actitud de negociar de parte del gobierno, “han buscado imponer un recorte al presupuesto que implica que van a bajar las becas, van a subir los costos por matrícula, y que todos los proyectos de investigación que se realizan en beneficio de la sociedad no se podrán seguir dando”, afirmó.
En concreto los rectores Yamileth González (UCR), Luis Guillermo Carpio (UNED), Sandra León (UNA) y Eugenio Trejos (ITCR) piden un crecimiento promedio del 13% sobre la inflación para los próximos cinco años partiendo de 2011. Para el caso de 2010 piden un 11% real, es decir unos ¢226 mil millones, sumado a un crédito en el exterior por $350 millones para la inversión.
De concretarse esta propuesta, las universidades alcanzarían unos ¢540 mil millones para 2015, que equivaldría a la mitad de lo que el país invierte hoy a nivel nacional en educación pública.
En este punto es donde surge la mayor discrepancia de Garnier respecto a las pretensiones presupuestarias de los rectores, lo cual desató una guerra de campos pagados en la prensa, consecuente con la ruptura del diálogo y la solicitud de la intervención de la propia Presidenta.
“No queremos volver a la mesa de negociación hasta tanto Laura Chinchilla no intervenga (...) no lo estamos planteando para salarios. Queremos llegar a las regiones de forma más oportuna. No es un capricho lo que estamos pidiendo”, afirma Luis Guillermo Carpio, rector de la UNED.
Sin embargo, la propuesta de parte del gobierno es incrementar el presupuesto en un 4% de crecimiento real hasta el próximo año. A partir de 2012, el este sería del 4,5%, además de la asignación de un crédito por $200 millones. De este modo, se alcanzarían unos ¢370 mil millones en los próximos cinco años.
“¿Cómo se sostiene? ¿Cómo le pido yo a la sociedad que me aumente el presupuesto todos los años si no logro darle algo de vuelta además del aumento de mis costos? Tiene que haber una reforma al interior de las universidades. Si no lo hacen, se están comiendo el presupuesto en aumentos salariales”, dijo Leonardo Garnier.
En términos reales, el Fondo especial para la Educación Superior (Fees) creció un 80% en el pasado quinquenio, pero la población estudiantil creció solo un 15%, asegura Garnier.
Mientras se retoma el diálogo para llegar a un acuerdo entre universidades y gobierno, los centros de estudio tienen previsto permanecer en un paro activo de labores que inició el 9 de agosto, es decir, que tanto estudiantes como profesores y funcionarios tienen derecho a faltar a sus deberes siempre y cuando sea por la defensa del Fees.

Silvia Pardo
[email protected]
Ver comentarios