G-8 encara riesgo de estanflación
Enviar
G-8 encara riesgo de estanflación


Corea del Sur -- Los ministros de hacienda de los países más ricos del mundo encaran otra semana de titulares sobre inflación después de haber indicado su temor de que la economía mundial padezca una dosis de estanflación por el aumento pronunciado de los precios de las materias primas.
Responsables del Grupo de los Ocho (G-8) finalizaron sus conversaciones en la ciudad japonesa de Osaka el 14 de junio diciendo que los costos récord del petróleo y la comida amenazan acelerar la inflación. También constituyen un “serio desafío” al crecimiento, aún mayor que la contracción del crédito, dijeron los ministros.

“Los precios de las materias primas han pasado a la crisis financiera en importancia para convertirse en el problema más apremiante de las autoridades internacionales”, dijo Marco Annunziata, economista jefe de la firma Unicredit Markets and Investment Banking en Londres. “Es obvio que la estanflación es la inquietud subyacente e inexpresada”.
Tras haber admitido los ministros que su labor se ha vuelto “más complicada”, su temor a un brote inflacionario puede intensificarse esta semana. Según los economistas, los informes mostrarán que los precios al consumidor tuvieron en mayor el aumento mensual más grande desde 1997 en el Reino Unido, en tanto se predice que en Estados Unidos los precios al por mayor subieron un 1% respecto de abril. La tasa de inflación en la zona del euro subió a un 3,7% el mes pasado, la mayor desde junio de 1992, dijo ayer la oficina de estadísticas de la Unión Europea.
Los responsables del G-8 no propusieron política nueva alguna, aparte de prometer que tomarían “las medidas pertinentes”. Repitieron sus llamamientos de los últimos cuatro años a que se produzca más petróleo y que los consumidores lo usen más eficientemente.
La ausencia de representantes de bancos centrales quiso decir que en la declaración del G-8 no se mencionaron las monedas, si bien el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, apoyó que haya un “dólar fuerte”.
Los ministros se reunieron después que el petróleo se duplicó en 12 meses a un precio inusitado de $139,12 por barril el 6 de junio. El costo de alimentos como el trigo y el arroz han sentado marcas este año.
El encarecimiento de las materias primas crea un dilema para las autoridades porque socava el crecimiento económico y acelera la inflación, obligándolas a decidir cuál problema atender. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos predijo este mes que el crecimiento económico del 2008 será el más pequeño desde el 2002 y que habrá la mayor inflación en siete años.
Christine Lagarde, ministra de Hacienda de Francia, dijo ayer en la ciudad surcoreana de Yeyu que si bien los responsables del G-8 no hablaron de estanflación, tienen por delante un “paradójico desafío” porque “tienen que combatir la inflación y estimular el crecimiento”.
“La mayor preocupación es el efecto inflacionario que el petróleo en particular y también los precios de la comida están teniendo”, dijo el ministro de Hacienda británico Alistair Darling. El viceministro de Hacienda alemán Thomas Mirow dijo que el alza del petróleo significa “una enorme disminución del poder adquisitivo”.
El panorama de la inflación mundial puede ensombrecerse esta semana. Los precios al consumidor del Reino Unido probablemente se dispararon un 3,2% interanual en mayo, según economistas sondeados por Bloomberg News. Esto bastaría para que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, tuviera que escribir una carta explicativa a Darling, según dispone la ley.
En la zona del euro, la inflación superó el objetivo del Banco Central Europeo de un poco menos de un 2% por noveno mes al llegar a un 3,7%.
Entretanto, se espera que el Departamento de Trabajo de Estados Unidos diga que la inflación de los precios al por mayor se intensificó, tras haber calculado la semana pasada que los precios al consumidor subieron un 0,6% de abril a mayo, más de lo previsto por los economistas. Está previsto que en Canadá la inflación familiar suba lo máximo desde enero.
“La inflación es el tema clave esta semana”, dijo James Knightley, economista de ING Financial Markets en Londres.

Ver comentarios