Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



NACIONALES


Futuro de puertos de Limón enfrentará a Laura y Ottón

Redacción La República [email protected] | Miércoles 17 junio, 2009



Mientras candidata liberacionista defiende concesión, líder de la oposición propone competencia entre Japdeva y privados
Futuro de puertos de Limón enfrentará a Laura y Ottón
> Urgencia de una reestructuración y reducir privilegios son únicas coincidencias entre candidatos
> Campaña electoral que se avecina tendrá como tema candente el modelo de desarrollo y la suerte de las concesiones




Los barcos de una guerra electoral de los partidos Liberación Nacional (PLN) y Acción Ciudadana (PAC) se enrumban a una batalla en el mar Caribe.
Laura Chinchilla, capitana de la nave del PLN, defiende el modelo de concesión de servicios al que ha apostado el Gobierno, en el cual se entregarían las terminales de Moín a un operador privado y en forma paralela concesionar muelles nuevos en Moín a la misma empresa privada, para el manejo de toda la carga, sea de contenedores o graneles, mientras Limón se convertiría en un nuevo puerto exclusivamente para cruceros, con una marina.
En el otro frente, Ottón Solís, líder de la embarcación del PAC, defiende la permanencia en la dirección de las operaciones de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).
Compartiendo la línea de la administración Arias, Chinchilla ha afirmado que “tenemos que modernizar los puertos de Limón, y la concesión es la mejor opción”.
“Considero que la propuesta de $137 millones que planteó el Gobierno a los casi 1.400 trabajadores de Japdeva para su indemnización es significativa. Esa propuesta es sólida y esperanzadora”, dijo la ex vicepresidenta y hoy candidata del PLN.
Por otro lado, Solís, líder rojiamarillo, se opone a la concesión total de los muelles del Caribe; por el contrario, ha defendido la propuesta de que las actuales estructuras de Limón y Moín sigan en manos de Japdeva y que esta compitiera con el nuevo muelle privado.
“Esta actividad debe además ser un motor para el desarrollo de la provincia, y un punto de encuentro para la toma de decisiones estructurales partiendo de un diálogo constante y sincero con todos los sectores involucrados, que supere de una vez por todas la polarización creada por la discusión del Cafta, y nos permita iniciar una era de unión en procura del desarrollo nacional”, apuntó el candidato rojiamarillo.
Mientras los buques de la batalla electoral empiezan a tomar posiciones, los expertos en materia política aducen que las cartas están puestas sobre la mesa, así como el punto de inflexión entre ambos aspirantes a la Presidencia para 2010.
La campaña electoral que se avecina va a tener como tema candente el modelo de desarrollo, por lo que el tema de la concesión va a estar presente a lo largo de estos meses antes de las elecciones, aseguró Alberto Cortés, analista político de la Universidad de Costa Rica.
Mientras que Chinchilla apoya un modelo de mayor apertura comercial, Solís defenderá uno en el que se incremente el papel del Estado en la actividad económica.
Por otra parte, las negociaciones podrían —en el peor de los casos— desembocar en un conflicto en una de las provincias más pobres del país. Un eventual brote de violencia podría ser usado por la oposición no solo en contra de la administración actual, sino también en contra de su ficha en la contienda electoral.
“El Gobierno va a jugar su carta, va a ser muy perspicaz y muy cuidadoso a la hora de tomar decisiones, ya lo estamos viendo, están caminando despacio y tratando de convencer”, adujo Carlos Carranza, politólogo.
Pese a sus diferencias Chinchilla y Solís sí comparten una opinión: ambos apuntan a una pronta despolitización de la junta directiva de Japdeva y a una revisión de la convención colectiva de la institución, con el fin de limitar algunos beneficios excesivos otorgados a sus trabajadores.



Carlos J. Mora
[email protected]