La fundación ha sido blanco de denuncias por gastos opulentos de los miembros de su directorio y el fiscal general de Pennsylvania pidió la renuncia de tres de sus miembros.
La fundación ha sido blanco de denuncias por gastos opulentos de los miembros de su directorio y el fiscal general de Pennsylvania pidió la renuncia de tres de sus miembros.

Una organización de beneficencia de $12 mil millones, que ha estado envuelta en escándalos y que prácticamente es dueña de Hershey, Pennsylvania, tiene la llave de la venta de Hershey Co., la segunda mayor compañía de dulces de Estados Unidos.
La fundación Hershey Trust Co. controla aproximadamente un 80% de Hershey Co., dirige la centenaria escuela Milton Hershey y supervisa un parque de diversiones y resort en la ciudad de aproximadamente 14 mil habitantes.
Sus diez administradores han estado renuentes a acuerdos de fusión, frustrando intentos de separarlos de su dulce fuente de ingresos. La junta de Hershey Co. rechazó el jueves la oferta de $23 mil millones de Mondelez International Inc., que buscaba crear el mayor fabricante de dulces en el mundo comprando la debilitada compañía de chocolates.
Lo que sorprendió a varios observadores fue que Hershey no dio ninguna explicación para rechazar a Mondelez, y dijo solamente que no veía nada en la oferta que pareciera digno de discusión.
“Creemos que Mondelez subirá la oferta para tentar a Hershey Trust a entrar en negociaciones y, eventualmente, vender la compañía, si eso falla, quizás Hershey recibirá una oferta de Nestlé S.A.”, dijo Chris Growe de Stifel Financial Corp.
Nestlé y Wm. Wrigley Jr. Co. hicieron sendas ofertas para comprar la compañía en 2002, pero fueron rechazados por el Hershey Trust. La fundación también se interpuso en un acuerdo de Hershey con Cadbury, que finalmente fue adquirida por Kraft Foods. Hershey ahora tiene la licencia de Cadbury en EE.UU., mientras Mondelez vende las golosinas en el resto del mundo. Unificar la marca sería una de las razones de la oferta que fue rechazada el jueves.
Consumidores de EE.UU. están bajando su consumo de azúcar y la compañía está sufriendo los efectos. Su nombre ha crecido como potencial blanco de adquisición en los últimos meses, en momentos en que la industria de los alimentos se consolida. Pero cualquier rumor viene con un toque de escepticismo, sobre todo por Hershey Trust. Sin su aprobación, no hay opción de venta.

 

Ver comentarios

Notas Anteriores