El financiamiento del comercio, uno de los puntales de la banca desde hace siglos, podría convertirse en el punto de partida para la adopción del blockchain debido a que promete eliminar las facturas de papel y el fraude que las acompaña. Shutterstock/La República
Enviar

 El riesgo que plantea el fraude en la industria de $4 billones del financiamiento del comercio ha llevado a los bancos a empezar a investigar la tecnología de contabilidad distribuida como aquella en la que se basa bitcoin.
Standard Chartered que perdió $200 millones por una estafa en el puerto chino de Qingdao hace dos años, se asoció a DBS Group Holdings para desarrollar un libro de contabilidad electrónico de facturas que utiliza una plataforma paralela al blockchain o cadena de bloques que se emplea en las transacciones con bitcoin. Instituciones de préstamo como Bank of America y HSBC Holdings dicen estar estudiando blockchain para el financiamiento del comercio y otras aplicaciones bancarias.


Los partidarios del blockchain aseguran que esa tecnología cambiará la faz de la banca al ayudar a las entidades de préstamo a eliminar miles de millones de dólares de costos. El financiamiento del comercio, uno de los puntales de la banca desde hace siglos, podría convertirse en el punto de partida para la adopción del blockchain debido a que promete eliminar las facturas de papel y el fraude que las acompaña… si los bancos pueden ponerse de acuerdo en adoptar una plataforma conjunta.
En el caso de las aplicaciones de blockchain, “las facturas deben considerarse el principal candidato, dado el alto potencial de estafas”, dijo Henry Balani responsable mundial de asuntos estratégicos de Accuity, que provee tecnología para fiscalizar el lavado de dinero basado en el comercio.
Las instituciones de préstamo en general no publican las pérdidas que sufren por el fraude comercial, aunque casi el 20% de los bancos que participaron en una encuesta de 2015 de la Cámara Internacional de Comercio informaron un aumento de los cargos por defraudación.
En el caso de Qingdao, compañías controladas por un hombre de negocios singapurense nacido en China presuntamente usaron varias veces facturas por las mismas reservas de metales para estafar a los bancos en cientos de millones de dólares. En 2014, Standard Chartered redujo en $193 millones el valor de activos de materias primas debido a ese incidente. Otro ejemplo fue una conspiración transatlántica para cometer fraude que empleó órdenes de compra ficticias y facturas falsas para obtener préstamos por remesas de metales y que, según cálculos efectuados en 2008, les costó $700 millones a bancos entre los que se contaba JPMorgan Chase.
“Como no hay una plataforma común para que los bancos verifiquen las transacciones financiadas por otros bancos debido a la preocupación por la confidencialidad, existe la posibilidad de que los clientes saquen provecho de esta falta de intercambio de información para obtener financiamiento de múltiples bancos utilizando la misma factura”, explicó Lum Yin Fong, uno de los ejecutivos de DBS que supervisó la asociación del banco con Standard Chartered en materia de contabilidad.
Pese a los incentivos, blockchain sólo podrá resolver el problema del fraude si los bancos acuerdan asociarse para utilizar un registro centralizado, según Liew Nam Soon, socio gerente de servicios financieros de Ernst & Young para la Asociación de Países del Sudeste Asiático.
“Siempre ha habido una cultura de competitividad y desafíos para que los bancos trabajen juntos en proyectos a gran escala o que involucran a más de un puñado de bancos”, señaló Liew. “Sin embargo, hay evidencias de que esto está cambiando con la revolución digital actual en la industria, lo que obliga a muchos bancos a colaborar”.

 

Ver comentarios