Enviar
Franceses mandan en Dakar

El idioma francés reina después de disputarse una etapa más del Rally Dakar.
Esto porque el piloto galo Stéphane Peterhansel (Mini) ganó la cuarta jornada de ayer para establecerse en la punta de la tabla en la categoría de autos, mientras que su compatriota Cyril Despres llegó de segundo para mantener el liderato en motos.
La cuarta etapa consistió en un recorrido entre las ciudades argentinas de San Juan y Chilecito, representó un buen golpe para Peterhansel, ya que le sacó más de cinco minutos al segundo lugar ocupado por el argentino Orlando Terranova (Toyota) y su colega de equipo, el sudafricano Giniel De Villiers, fue tercero.
El español Joan “Nani” Roma (Mini) fue cuarto, a siete minutos y 35 segundos del ganador de la jornada, y el polaco Krzysztof Holowczyc (Mini), que antes de la cuarta etapa mandaba en la general, terminó quinto a más de diez minutos de Peterhansel.
El catarí Nasser Al-Attiyah (Hummer) volvió a tener problemas mecánicos y perdió más de 26 minutos con el líder. Estuvo detenido más de 15 minutos en el kilómetro 288 de la especial junto a su compañero de equipo Robby Gordon, que lo ayudó a reparar el auto.
Con esta nueva incidencia, Al-Attiyah, campeón de la pasada edición del Dakar, quedó muy descolgado en la general, a más de media hora de Peterhansel.
Al término de la cuarta etapa, el galo tomó el mando con una ventaja de cinco minutos y 41 segundos sobre De Villiers, que se coló en medio del dominio de los Mini. “Nani” Roma es tercero a 6:44, y Holowczyc cuarto.
Por su parte, en motos el español Marc Coma (KTM) ganó, pero nada más pudo recortarle un poco más de dos minutos en la general a Despres (KTM), que fue segundo.
El holandés Frans Verhoeven (Sherco) fue el tercer piloto más rápido en recorrer los 326 kilómetros cronometrados y el portugués Helder Rodrigues (Yamaha), finalizó cuarto.
En la general, Despres y Coma toman distancia con sus competidores, aunque el galo sigue al frente con una ventaja de 8:10 sobre el español.
Hoy el recorrido consta de 177 kilómetros cronometrados entre Chilecito y Fiambalá. El rally deja provisionalmente las pistas duras para adentrarse en la arena y las dunas blancas de Fiambalá.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

Ver comentarios