Enviar
El Salvador y Guatemala abandonaron la mesa de negociación ante dificultades para encontrar un consenso regional
Fraccionamiento del istmo complica Acuerdo con la UE
Hoy se podrían definir los temas sensibles que entraban el cierre

El Acuerdo de Asociación entre América Central y la Unión Europa (UE) podría rubricarse inicialmente sin algunos vecinos de la región, quienes abandonarían las mesas de diálogos.
A lo interno del istmo existe un fraccionamiento, pues cada nación tiene sus sensibilidades y en conjunto no logran una balanza general.
Ante esta situación, ayer los ministros de Comercio de Nicaragua y de El Salvador salieron rumbo a sus países desde Bruselas, para dialogar con los sectores productivos, pese a que aún no finalizan las negociaciones.
En torno a este acuerdo, podría suceder algo similar a lo que ocurrió con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta por sus siglas en inglés) ,el cual Centroamérica cerró de manera conjunta y Costa Rica continuó en el proceso de diálogos por más tiempo, solo que en esta ocasión sería a la inversa.
El grupo negociador nacional está dispuesto a cerrar el acuerdo primero y no abandonar los diálogos, a pesar de que esto implique que sus vecinos firmen la alianza con Europa después.
No obstante, dejaron claro que todo dependerá de una reunión que tendrán hoy ambos bloques, en la cual se definirán algunos de los puntos sensibles del pilar comercial.
“En este momento ningún país de Centroamérica está en capacidad de cerrar el acuerdo, pero nuestra intención es continuar con las negociaciones y que cada país a lo interno reflexione sobre sus sensibilidades”, dijo Roberto Echandi, jefe negociador nacional.
Así mismo, con la finalidad de lograr el cierre, el próximo miércoles los grupos negociadores de reunirán en Guatemala, para hacer un balance de lo logrado hasta ahora.
Pese a que las negociaciones se han prolongado más de lo previsto inicialmente iban a finalizar el viernes pasado, aún quedan puntos sensibles en la mesa. La UE todavía no presenta el beneficio arancelario que la región quiere para banano, arroz, azúcar y textiles.
Además, planea crear una salvaguarda especial para el primero de esos productos, factor que no agradó a los nacionales.
Mientras, América Central se mantiene firme en no permitir que la leche en polvo y líquida del Viejo Continente goce de un arancel cero para entrar a la región.
“Nosotros no vamos a permitir que la leche europea entre como perro por su casa en Centroamérica, cuando se desperdicia en toneladas y goza de subsidios”, comentó Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
Otro de los puntos sensibles es el establecimiento de indicaciones geográficas, pues la UE pretende obtener una para cada uno de sus quesos, lo que implicaría que las empresas nacionales no pueden fabricar un producto similar bajo el mismo nombre, sino que deben buscar seudónimos genéricos.
Además de algunos detalles que faltan por definir en el pilar comercial, tampoco se ha logrado un acuerdo en el aspecto político y de cooperación, que se espera estén listos el viernes próximo pa rubricar el acuerdo en mayo.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios