Financistas elogian a Thatcher
Londres hoy está calificado como el principal centro financiero, opinan financistas londinenses. Bloomberg/La Republica
Enviar

Financistas elogian a Thatcher 

Los financistas de Londres rindieron homenaje a la ex primera ministra Margaret Thatcher, que murió el lunes, por ser quien ayudó a conducir la transformación de la ciudad de un centro financiero menor en el más importante del mundo.
Casi treinta después de que el llamado Big Bang desreguló los mercados financieros de Londres, atrajo capital y talento e inició un auge de 25 años en la negociación de títulos.


“Ella creía en los mercados, no en los gobiernos”, dijo Crispin Odey, cuyo fondo de cobertura con sede en Londres, Odey Asset Management LLP, administra $8.500 millones. “Era valiente. Se mantenía firme en su postura”.
Inspirándose en una filosofía de libre mercado, Thatcher abrió los mercados financieros, vendió las industrias del Estado y rebajó los impuestos, contribuyendo tanto a dar nueva vida a la ciudad como a alimentar la sed de ganancias del país.
Hoy día, Londres está calificado como el principal centro financiero del mundo por Z/Yen Group Ltd. Sin embargo, el desempleo que ocasionaron sus políticas en algunas regiones del Reino Unido y las disparidades de riqueza creadas por el auge de la década de 1980 siguen siendo motivo de divisiones.
“Londres se volvió más competitivo internacionalmente y, de ese cambio, surgió el lugar que tiene como centro de los mercados financieros del mundo”, señaló Terry Smith, máximo responsable ejecutivo de la sociedad de bolsa de Londres Tullett Prebon Plc. “Nos acercó a la cultura empresarial estadounidense en la que alguien que ganaba dinero con su propio esfuerzo era algo para imitar, no para envidiar”.
“Trajo de regreso una democracia de posesión de acciones, de posesión de propiedades y dio a la gente aspiraciones individuales”, expresó Brian Winterflood, fundador de Winterflood Securities Ltd. “Pero también creó una cultura de ‘toneladas de dinero’”, agregó con referencia a las riquezas rápidas que se cosechaban en la City, como se conoce al principal distrito financiero, durante la década de 1980.
Aunque esa cultura sirvió para convertir a Londres en un centro financiero, la falta de supervisión quizá haya contribuido a la crisis financiera y los posteriores escándalos bancarios que golpearon a la ciudad, opinó Robert Hiscox, que durante cuarenta años fue presidente de Hiscox Ltd., aseguradora de Lloyd’s of London.
“Me gusta la capacidad de ganar dinero”, dijo Hiscox. “Pero pienso que los seres humanos necesitan una fuerte disciplina: se le dio demasiada correa al tigre”.
El mayor aporte de Thatcher fue rebajar el impuesto a las ganancias de 83% a 60%, añadió. Su gobierno más tarde redujo la tasa a 40%.
“Le dio al país una gran ética de trabajo”, señaló. “La capacidad de ganar dinero hizo que la gente se esforzara mucho”.
“La gente tiene la idea de que era una mujer malvada que dejó a muchos sin trabajo”, dijo Hiscox. “Todo lo que hizo fue poner a las fuerzas naturales del mercado a trabajar y controlar a los sindicatos que estaban estrangulando la economía”.

Bloomberg

 


Ver comentarios