Enviar
Final con mucha seguridad

Roma
EFE

Roma está prácticamente blindada por las fuerzas de seguridad en vísperas del partido de la Liga de Campeones de Europa entre el Barcelona y el Manchester United que se jugará hoy, cuando está previsto que llegue a la Ciudad Eterna el grueso de la afición, unos 50 mil hinchas.
El alcalde de Roma, Gianni Alemanno aseguró que la ciudad no será “militarizada”, pero el control de las fuerzas del orden en el centro histórico y en la zona del estadio “es total”.
El plan de seguridad desde ayer ya hasta mañana ya está dispuesto con la prohibición incluida de vender bebidas alcohólicas en el centro y cerca del centro olímpico.
Un aspecto al que la policía esta prestando especial atención es la llegada de hinchas sin entradas para ver el partido que, al parecer, llegarán en número elevado y que podrían causar disturbios.
Michel Platini, presidente de la UEFA aseguró que “ahora no nos queda más que rezar, estamos en manos de las fuerzas del orden”.
Sobre el partido, Platini señaló, “será seguramente bellísimo. El fútbol es imprevisible, sobre todo cuando en el campo hay dos equipos llenos de campeones”.
Por su parte, el alcalde de Roma, Alemanno, dio la bienvenida a los dos equipos en liza en la revista oficial de la UEFA en la que calificó la Final de la Liga como un “evento capaz de inspirar una catarata de emociones”.


Ver comentarios