Enviar
Fin de una era

Jorge Nery Carvajal dimitió ante inminente derrota

Luis Rojas
[email protected]

Tras 22 años en el poder, Jorge Nery Carvajal, presidente del Comité Olímpico Nacional (CON), renunció anoche a su cargo, dejando el camino abierto para que se realice una transición pacífica, que permitirá el nombramiento del nuevo comité ejecutivo de esta organización en setiembre próximo.
Tras su dimisión, anoche fue nombrando el comité ejecutivo que dirigirá al CON, hasta que venga la elección definitiva.
Antes de iniciar la asamblea, Carvajal salió a verificar el quórum y fue informado de que habían asistido 33 de 35 federaciones, cinco miembros permanentes de nueve, y uno de dos atletas que, más su voto, totalizaban 40 asambleí
stas.
Pasaron pocos minutos y muy rápido trascendió a la prensa, mediante mensajes de asambleístas presentes en la reunión, que Carvajal había renunciado; en esos momentos la gran incógnita era quién lo iba a sustituir, porque estaba claro que no eran elegibles los miembros del Comité Olímpico Nacional designado por las federaciones en marzo pasado, según lo expresado por Julio Cassanello, representante de Organización Deportiva Panamericana (ODEPA).
Al final hubo una negociación y sí se permitió que fueran elegidos miembros que supuestamente, estaban castigados.
Tras la elección fue nombrado como presidente Roberto Verdesia, del atletismo, por una votación de 31 a 9, el otro candidato fue William Corrales, del voleibol.
Como secretario quedó Martín Faba, del boliche; como tesorero, Alexander Zamora, del tenis de mesa. Los directores son Luis Cruz, de esgrima; Paula Chantada, de ecuestre, y Rodrigo Ramírez, de lucha, y el fiscal, Walter Soto, de natación.
Carvajal dijo que dejaba el puesto en aras de que se terminara el problema, hubiera unión y porque le dieron un cargo en el Comité Olímpico Internacional.
Por su parte, Verdesia destacó la forma como se realizó la asamblea, y aunque dijo que cuando llegó a ese recinto no sabía que iba ser presidente, sale complacido y dispuesto a aportar todo su esfuerzo por el olimpismo nacional.
Mientras, el representante de la ODEPA, Cassanello, aplaudió como se realizó la asamblea y destacó que esta noche
ganaran el movimiento olímpico y los atletas nacionales e insistió a permanecer unidos y trabajando por el deporte costarricense.
Carvajal enfrentó en los últimos meses una férrea oposición que pretendía sacarlo de la silla presidencial. Poco a poco los miembros del comité ejecutivo, abanderados suyos de muchos años, fueron dejándolo hasta que quedó al final únicamente con sus dos principales hombres, el secretario Adrián Pearson y su escudero, Melvin Lobo Cavallini.
Tras quedarse solo, Carvajal entró en conflicto con algunos de sus principales miembros del nuevo ejecutivo, entre ellos Silvia González, del triatlón, y Ronald Bolaños, del taekwondo, que abandonaron ese grupo, el cual se mantuvo al garete durante mucho tiempo hasta que surgió un movimiento creciente de federaciones y asociaciones que comenzó a pugnar por la elección de un nuevo comité ejecutivo. Al lado de Jorge Nery se acuerpó un bando de los llamados miembros permanentes, formándose así dos grupos en pugna entre los que nunca hubo reconciliación, teniendo que intervenir incluso la ODEPA.
Esta situación se presenta a pocos meses de las Olimpiadas para las que Costa Rica tiene seis clasificados, que han estado clamando por ayuda de uno u otro bando o del gobierno, con el fin de tener una preparación decente que les permita una participación digna en los Juegos Olímpicos. Según había dicho Carvajal, Solidaridad Olímpica daría a estos atletas $50 mil para que los utilicen en su preparación, dinero que en palabras del ex jerarca olímpico estaba por ingresar a finales de mayo o principios de junio.
Ver comentarios