Enviar
Filmeguía 13-9-08

Mario Giacomelli
Para la República

“Hellboy II: El ejército dorado”
“Hellboy II: The Golden Army” (2008), de Guillermo del Toro. Con Ron Perlman y Selma Blair. Un diablo rebelde defiende a la humanidad luchando contra las legiones infernales. Extraño superhéroe de los cómics, vuelve a sus andanzas en una epopeya narrada con coherencia y derroche imaginativo. Goza de una cámara enérgica y elegante, música eficaz y espléndidos efectos especiales. Bizarra.
Calificación: 8

“Reyes de la calle”
“Street Kings” (2008), de David Ayer. Con Keanu Reeves y Forest Whitaker. Un rudo policía de Los Angeles se ve involucrado en un crimen ligado a un caso de corrupción. Aunque logra generar cierto interés a lo largo de su duración, este decepcionante drama policiaco lanza una mirada superficial a un problema muy complejo. Al protagonista le falta fuerza. El desenlace es forzado y poco creíble. Simplista.
Calificación: 5

“Posdata: Te amo”
“P.S. I Love You” (2007), de Richard LaGravenese. Con Hilary Swank y Gerard Butler. Prolija adaptación de una novela de Cecilia Ahern, sobre una joven viuda quien comienza a recibir cartas de su difunto esposo. No es una historia sobrenatural, sino un emotivo melodrama acerca del verdadero amor y la elaboración del luto. Bien actuada, es demasiado obvia en su afán de hacer llorar. Lacrimógena.
Calificación: 5

“La isla de Nim”
“Nim’s Island” (2008), de Jennifer Flackett y Mark Levin. Con Abigail Breslin y Jodie Foster. Una escritora vence sus fobias y sale al rescate de una niña, sola en una isla del Pacífico. No hay mucho que salvar, en esta realización irregular, actuada con desgano y filmada sin mucha pericia. Mezcla comedia y aventuras, sentimiento y fantasía, sin encontrar el balance adecuado entre esos elementos. Inhóspita.
Calificación: 4

“Bratz: Amigas por siempre”
“Bratz” (2007), de Sean McNamara. Con Logan Browning y Janel Parrish. Comedia juvenil inspirada en una exitosa línea de muñecas y accesorios para niñas. Describe el primer año de colegio de cuatro chicas inseparables. Detrás del inexistente argumento, se encuentra una detestable celebración del consumismo más descarnado. Habla de belleza interior, mas promueve el culto a la apariencia. Hipócrita.
Calificación: 1
Ver comentarios