Figueres vs Arias

Las primeras descargas del choque entre el figuerismo y el arismo por Liberación Nacional saltaron a la vista cuando la presidenta Laura Chinchilla asumió el poder y dio su espalda a Oscar Arias, su promotor.
Una vez formado el equipo de gobierno de Chinchilla, las conexiones coincidieron con su pasado como Ministra de Seguridad durante la Presidencia de José María Figueres.
Ahora, las intenciones del figuerismo para el 2014, tras el regreso de su líder al país, luego de una larga ausencia, han sido confirmadas y negadas a la vez, con indirectas, rodeos, respuestas difusas, pasitos para adelante y para atrás, como quien quisiera marear a su contrincante para luego tomarlo por sorpresa.
No es un secreto que Liberación Nacional, casi sepultado luego de la derrota de Rolando Araya en 2002 frente a Abel Pacheco, fue resucitado, “sacado de la fosa”, gracias a la victoria de Oscar Arias en el 2006.
Desde ese momento, Liberación le quedó debiendo al arismo y este tomó las riendas ante la ausencia de los otros líderes.
La lucha hoy renace porque Figueres se insinúa interesado en reconquistar el partido que fundó su padre.
Otras tendencias menores han ayudado al anti-arismo, generando cisma, discrepando ideológicamente sobre el tipo de socialdemocracia que deben perseguir los verdiblancos.
Arias, por su parte, ha defendido sin tapujos una Tercera Vía a la tica, “los pilares de una socialdemocracia moderna”, basada en un “Estado fuerte, eficiente, bien financiado, capaz de regular el mercado, y sometido al escrutinio permanente de los ciudadanos”. Esto sumado al elemento de la atracción de la inversión, son valores compartidos incluso en los frutos del figuerismo de José María, cuyo logro más recordado fue la “traída” de Intel al país.
Sin embargo, el ala conservadora ataca esa visión complaciente a la apertura y desea una Liberación de antaño, apegada a un Estado grande y menos dominado por los intereses del capital.
Es posible que el mongismo, el arayismo y otras mini-tendencias de Liberación terminen adhiriéndose a Figueres, a pesar de estas divergencias ideológicas, todo con tal de sumar escuadrones, contra su principal rival, Rodrigo Arias, quien hoy es el líder a vencer, pues representa un segundo aire del arismo, luego del insospechado revés de su entonces vicepresidenta, Laura Chinchilla.

Luis Alberto Muñoz

Notas Anteriores

Viernes 14 Septiembre, 2012

T$unami acecha

Ben Bernanke en la Reserva Federal planea una inyección de $40 mil ...
Viernes 07 Septiembre, 2012

Sexo, placer... religión

Uno de los puntos álgidos de la cultura del entretenimiento que predomina en el mundo ...
Viernes 31 Agosto, 2012

Matadero 2.0

Las redes sociales abrieron la imaginación sobre un mundo 2.0, fuera del custodiado ...
Viernes 24 Agosto, 2012

Odio contra Rodrigo

El tiempo ha sido el mayor aliado de Rodrigo Arias, en la contienda por la ...