Enviar
Para influir en asambleas y toma de decisiones del PLN
Figueres llega en momento electoral
Choque con “arismo” es inevitable por control de partido

El arribo al país ayer de José María Figueres, expresidente de la República, se da en el momento para influir en la renovación de estructuras y pensamiento de Liberación Nacional, de cara a las elecciones de 2014.
Tras varios años de ausencia y viviendo en Europa como consultor, el exmandatario regresa a renovar el PLN, con las ideas y las tendencias con que ha estado en contacto durante los últimos años y de esta forma, impulsarlas en el país.
Sin embargo, sus metas no serán fáciles de alcanzar, ya que a lo interno del PLN tendrá que enfrentarse a los actuales líderes de la agrupación para imponer sus ideas, mientras que a lo externo, deberá dar explicaciones a los costarricenses por un supuesto caso de corrupción por el que se autoexilió en 2005.
A pesar de que aún faltan más de dos años para los comicios generales de 2014, los partidos políticos iniciarán sus procesos internos a partir del próximo año.
Asambleas distritales, cantonales, provinciales y nacionales se llevarán a cabo en 2012, tal como lo exige el Tribunal Supremo de Elecciones.
Esto con el objetivo de renovar las bases del partido y evitar la promoción de la concentración del poder en los mismos grupos y líderes internos.
Por medio de esas asambleas se seleccionará a los delegados que en su debido momento escogerán a los candidatos a diputado del PLN.
Por otra parte, en caso de que Figueres tenga intenciones presidenciales, tendría por lo menos año y medio para promover su tendencia y luchar en una convención interna contra los otros precandidatos, de acuerdo con Bernal Jiménez, presidente del PLN.
“El otro año iniciaremos todo el proceso interno desde la base de la pirámide, que son las asambleas distritales. Yo espero que la política no se inmiscuya mucho en este Gobierno y que la elección del candidato del PLN quede para después de este año que viene”, expresa Jiménez.
Otro aspecto que le permitiría a Figueres influir en la renovación de estructuras y pensamiento del PLN, está relacionado con su condición de expresidente de la República.
Los estatutos verdiblancos establecen que los exmandatarios forman parte del directorio del partido, el cual se encarga de diseñar la acción política.
El directorio de 21 personas está integrado por los expresidentes, los representantes sectoriales de los diversos grupos, los excandidatos nacionales, los asambleístas, entre otros.
En ese sentido, se considera que está por encima del Comité Ejecutivo, al que le corresponde cumplir las órdenes del Directorio.
Otro aspecto que favorecería los planes del exmandatario, está relacionado con el momento que vive el PLN, donde Rodrigo Arias, principal precandidato verdiblanco, aún no se ha librado de las sospechas del Ministerio Público.
El político es investigado por la Fiscalía por una donación que recibió el gobierno anterior por $2 millones por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica y que él se encargó de avalar cuando fungió como Ministro de la Presidencia.
La posibilidad de que Figueres se convierta en un asesor permanente para el país tras varios años de alejamiento, o incluso en aspirante a la Presidencia de la República, es más que latente.
En el primeo de los casos, el mismo exmandatario ha confirmado que desea participar activamente en el PLN para renovarlo.
Mientras que la eventual candidatura presidencial, es algo que no descartan algunos militantes verdiblancos, como Luis Gerardo Villanueva, jefe de fracción; Alejandra Méndez, ex subsecretaria del partido, y Fabio Molina, diputado liberacionista, entre otros.
La posibilidad de que el PLN gane por tercera vez consecutiva unas elecciones nacionales, podría motivar a Figueres a presentar su candidatura a la presidencia.
La última encuesta de CID Gallup para LA REPUBLICA estableció que el PLN es la principal agrupación política, ya que el 35% de los que tienen alguna preferencia, se declaró verdiblanco.
Lo más importante para los liberacionistas es que ni todos los demás partidos juntos, logran el mismo apoyo popular.
Sin embargo, sin importar la meta que se fije, Figueres no la tendrá fácil.
A lo interno del partido, el expresidente deberá enfrentarse a Oscar Arias, exmandatario de la República y a Rodrigo Arias, precandidato presidencial, quienes han logrado imponer sus ideas y pensamiento.
Debido a su fuerte presencia, liberacionistas como Luis Alberto Monge, expresidente de la República, y los excandidatos José Miguel Corrales y Rolando Araya, han abandonado el partido.
Los primeros indicios de esa lucha entre el figuerismo y el arismo se dieron en febrero anterior, durante la elección del Comité Ejecutivo verdiblanco.
En aquella ocasión, varias facciones verdiblancas opuestas al arismo se unieron y trataron de nombrar en varios puestos del Comité, a dirigentes no relacionados con los hermanos Arias, por lo que el quórum se rompió y se generó una escaramuza.
Por otra parte y no menos importante aun, si Figueres desea contar con un alto protagonismo en el país, deberá dar explicaciones por el pago que recibió de $900 mil por parte de la empresa telefónica Alcatel, como parte de una consultoría.
Por la recepción de ese dinero, Figueres fue requerido por la Fiscalía y la Asamblea Legislativa en el pasado.
Sin embargo, el exmandatario prefirió quedarse en Europa y no volver a poner un pie en el país hasta ahora, cuando las posibles causas en su contra habrían prescrito.
Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios