Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



GLOBAL


Fernández aboga por integración

| Jueves 04 octubre, 2007



Fernández aboga por integración

Ministros de Economía oficializarán en Río la creación del Banco del Sur

Brasilia
EFE

Cristina Fernández de Kirchner, primera dama y candidata presidencial argentina, abogó ayer en Brasil por la integración, calificó de "estratégicos" a Bolivia y Venezuela y ofreció "continuidad" para los proyectos del gobierno de su marido.
La senadora y esposa del actual presidente argentino, Néstor Kirchner, estuvo en Brasilia durante unas seis horas de intenso trajín, en las que almorzó con el jefe de Estado, Luiz Inácio Lula da Silva, y se reunió con directivos de 17 empresas que representan más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.
Estaban representadas, entre otras, la petrolera Petrobras, la siderúrgica Gerdau, las constructoras Odebrecht y Camargo Correa, la textilera Coteminas, el Banco Itaú y la aeronáutica Embraer.
"Han sido reuniones muy buenas", declaró a periodistas Fernández, quien afirmó que "se ha reafirmado la asociación estratégica" entre Brasil y Argentina, que deberá "ser expandida a toda la región", a fin de fortalecer su voz en el concierto i nter nacional.
Fernández valoró la "excelente relación" entre los presidentes Kirchner y Lula y, según dijo, "la fina sintonía" que existe entre ambos se mantendrá en caso de que ella gane las elecciones del 28 de este mes.
"El mundo se ha configurado en bloques y hay que fortalecer el bloque regional" dijo la candidata en referencia al Mercosur, que Argentina y Brasil forman junto con Paraguay y Uruguay y al que está en proceso de adhesión plena Venezuela.
Esa adhesión, según explicó el asesor de Asuntos Internacionales de la Presidencia brasileña, Marco Aurelio García, fue respaldada por Lula y Fernández, quienes coincidieron en que será "clave" para dar una mayor fuerza al Mercosur.
La candidata presidencial mencionó la importancia de Venezuela y también de Bolivia durante su discurso ante los empresarios, en el que calificó a ambos países de "estratégicos" para la construcción de una alianza energética suramericana.
En la reunión con empresarios, surgieron algunas dudas sobre la inflación en Argentina, pero fueron rápidamente disipadas por la candidata.
"Los empresarios manifestaron cierta preocupación por noticias de que la inflación en Argentina podría llegar al 17%, pero ella garantizó que no ha superado los 10 puntos entre agosto de este año y agosto del año pasado", señaló Marco Aurelio Garc ía.
Fernández fue recibida por Lula 25 días antes de los comicios en Argentina, pero, según aclaró García, "no vino a pedir apoyo".
Mientras tanto los ministros de Economía de los países sudamericanos se reunirán el próximo lunes en la ciudad brasileña de Río de Janeiro para oficializar la creación del Banco del Sur, confirmaron fuentes oficiales en Brasil.
Fuentes del Ministerio de Hacienda indicaron a Efe que mañana, jueves, se conocerán los detalles de la reunión, de la que también han informado los gobiernos de Argentina y Venezuela.
En el encuentro, que será presidido por el ministro del país anfitrión, Guido Mántega, se discutirán pormenores para la puesta en marcha del proyecto lanzado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
Por su parte, el portavoz del Ministerio de Economía de Argentina dijo a Efe que en el encuentro de Río de Janeiro se definirá la sede de la entidad y la integración del capital social.
La delegación argentina, según el vocero oficial, estará encabezada por el ministro de Economía, Miguel Peirano.
El presidente Chávez, por su parte, anunció la noche del martes, que aspiraba a que participaran en el lanzamiento de la entidad los ministros de Finanzas, Hacienda y Economía de los países miembros, y que la sede quedará en Caracas.
Telesur, Petrosur, la Universidad del Sur y el Gasoducto del Sur, iniciativas de integración propuestas por el gobernante venezolano con el apoyo de sus colegas de Argentina, Néstor Kirchner; de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Bolivia, Evo Morales, se "van imponiendo", dijo Chávez.
La creación del banco ha sido pospuesta en varias ocasiones, después del lanzamiento de la iniciativa el pasado 21 de febrero, cuando Chávez, junto a Kirchner, se fijó un plazo de 120 días para la oficialización de la institución financiera.
Desde entonces los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Paraguay han anunciado su adhesión al proyecto, mientras que Nicaragua y Uruguay estudian la propuesta, y Brasil aún deberá ratificar su intención de formar parte del mismo.