Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Farmacéuticas compiten contra hepatitis C

Redacción La República [email protected] | Jueves 16 febrero, 2012



Farmacéuticas compiten contra hepatitis C

Una teoría médica en desarrollo que sostiene que la hepatitis C puede combatirse con el mismo tipo de cóctel de medicamentos que controló el VIH puede impulsar estrategias de compras conforme las compañías intentan determinar qué productos funcionan mejor con otros medicamentos.
Dado que son pocas las drogas para combatir la hepatitis C que cuentan con aprobación, mientras que otras que se encuentran en proceso de pruebas podrían no dar resultado, “no sabemos cuál va a ser la fórmula ganadora”, dijo Ben Weintraub, un analista del sector de Wolters Kluwer In Thought en Nueva York, durante un panel de Bloomberg Industries. Por otra parte, “las compañías realizan fusiones y adquisiciones e inician nuevas pruebas prácticamente todos los días”.
Hay más de dos decenas de drogas en desarrollo, y los médicos pronostican una nueva era de tratamientos para un virus que portan 170 millones de personas y para el que en la actualidad hay muy pocas opciones de tratamiento.
La promesa de un posible mercado de $20.000 millones ya ha impulsado tres acuerdos en el último año, el último de los cuales es la compra este mes de Inhibitex Inc. por parte de Bristol-Myers Squibb Co. por $2.500 millones.
Las próximas podrían ser Idenix Pharmaceuticals Inc. y Achillion Pharmaceuticals Inc., dijo Raghuram Selvaraju, un analista de Morgan Joseph TriArtisan en Nueva York.
“No creo que esas compañías sigan siendo independientes durante mucho tiempo”, dijo Selvaraju en entrevista telefónica. “Pienso se las va a absorber antes de fin de año”.
Achillion, que tiene sede en New Haven, Connecticut, prueba un llamado inhibidor de proteasa, mientras que Idenix, de Cambridge, Massachusetts, desarrolla un inhibidor nucleótido de la polimerasa. Los dos medicamentos, que funcionan de forma diferente para el bloqueo de la capacidad del virus de replicarse en el organismo, se encuentran en la segunda de las tres fases de prueba que suelen exigirse para su aprobación en los Estados Unidos.
Al combinar varios tipos de nuevos medicamentos para la hepatitis C, los médicos podrían lograr limitar la capacidad de infección del virus a la manera de la estrategia que hace 10 años contribuyó a controlar el VIH, dijo Charles Chui, un infectólogo de la Universidad de California, San Francisco.

Bloomberg