Enviar
Guerrilla entregó datos para la liberación al presidente venezolano, Hugo Chávez
FARC entregan coordenadas para rescate de rehenes

Caracas
EFE

Hugo Chávez, presidente venezolano, anunció ayer que la guerrilla de las FARC le entregó las coordenadas de ubicación de dos secuestradas que se comprometió a liberar a finales de 2007, y poco después el Gobierno de Colombia autorizó la operación de entrega.
Según manifestó Chávez en una alocución televisada, helicópteros venezolanos con los distintivos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) deberían despegar “hacia el (departamento del) Guaviare a buscar a estas dos compatriotas”.
Las coordenadas le fueron remitidas la mañana de ayer por “la comandancia” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dijo Chávez sin revelar de qué manera.
Las secuestradas que esperan la liberación son la ex candidata a la Vicepr
esidencia de Colombia Clara Rojas, tomada cautiva el 23 de febrero de 2002, y la ex congresista Consuelo González de Perdomo, retenida desde el 10 de septiembre de 2001.
“Ahora sí”, dijo Chávez en alusión a que la entrega debió producirse a finales del año pasado, cuando esos helicópteros esperaron infructuosamente en territorio colombiano los datos para ubicar a las rehenes.
Añadió que, “como debe ser”, Nicolás Maduro, su ministro de Relaciones Exteriores, solicitó “autorización al Gobierno de Colombia para que ojalá a primera hora” salga de territorio venezolano la caravana aérea hacia el lugar donde se producirá la entrega.
“Ojalá que en las próximas horas estén libres Consuelo y Clara, y ojalá, más pronto que tarde, (también sean liberadas) todas las personas que están pasando por una situación dramática en Colombia o en cualquier parte del mundo”, exhortó el gobernante venezolano.
Poco tiempo después del anuncio de Chávez, Luis Carlos Restrepo, alto comisionado para la Paz de Colombia, dijo que el Gobierno colombiano había autorizado una nueva operación de entrega, aunque en esta ocasión sin la participación de los garantes de siete países que estu
vieron en la frustrada operación de diciembre pasado.
“Estamos brindando todas las garantías y confiamos en que muy rápidamente” y “de la manera más exitosa” se produzca esa puesta en libertad, dijo Restrepo.
El alto comisionado indicó que el CICR “está también en contacto con la República Bolivariana de Venezuela y el gobierno colombiano y esperamos con ellos, y bajo sus emblemas, adelantar esta operación humanitaria para que Clara y Consuelo regresen muy pronto a casa”.
El martes, Restrepo había reiterado que el Gobierno colombiano mantenía las garantías ya ofrecidas para la posible entrega de secuestrados por parte de las FARC.
En cualquier caso, Restrepo pidió que esa labor humanitaria se debe adelantar bajo criterios de “respeto y confianza por el Gobierno colombiano”, y “discreción y permanente comunicación”.
El CICR, por su parte, confirmó este miércoles que participará hoy en la misión humanitaria para recuperar a las dos rehenes de las FARC en algún lugar de Colombia, declaró a Efe el portavoz del organismo en Bogotá, Ives Heller.
La fuente añadió que una vez el CICR tenga las coordenadas, pedirá al ministro de Defensa (Juan Manuel Santos) y de la cúpula militar, las garantías de seguridad para viajar a la zona donde tendrá lugar la liberación de las rehenes.
Por su parte, el ministro Santos se declaró a la espera de reunirse con los delegados de CICR y con los altos mandos de las instituciones armadas para brindar dichas garantías
de seguridad.
El pasado 18 de diciembre las FARC prometieron entregar a Chávez o a una persona designada por él a Clara Rojas, a su hijo Emmanuel y a la ex congresista Consuelo González de Perdomo.
La operación quedó truncada el 31 de diciembre por supuestas operaciones militares en la zona prevista para la entrega, según las FARC, lo que fue negado el mismo día por Uribe.
Ese día Uribe afirmó que las FARC no entregaban a los rehenes porque no tenían en su poder a Emmanuel, nacido en cautiverio hace más de tres años y quien, según descubrió el Gobierno colombiano, estaba bajo el cuidado del estatal Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en Bogotá.
El pasado 5 de enero, después de que pruebas de ADN indicaran la “alta probabilidad” de que Emmanuel fuese el niño protegido por el Gobierno, las FARC admitieron en un comunicado que no tenían en su poder al menor, pero reiteraron que liberarían a su madre y a González de Perdomo.
La entrega de los rehenes fue anunciada por las FARC como un “desagravio” a Chávez después de que Uribe le cesara en noviembre como mediador para un canje de 45 secuestrados por unos 500 guerrilleros presos, hecho que generó una crisis entre ambos países aún sin visos de solución.
Lo que el presidente venezolano denominó “Operación Emmanuel”, en tributo al niño de Clara Rojas, contó con la presencia de emisarios de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Francia y Suiza, quienes regresaron a sus países el mismo 31 de diciembre al quedar suspendida la entrega.
Ver comentarios