Enviar
Corte Internacional de Justicia definirá si impone medidas cautelares a Nicaragua
Fallo de La Haya se sabrá el 8 de marzo
Diplomacia comprueba incremento militar nica en frontera y presencia intermitente en Calero
La incertidumbre en torno al conflicto con Nicaragua, pronto se despejará. La Corte Internacional de Justicia de La Haya, en Holanda, definirá el próximo 8 de marzo si impone o no, medidas cautelares al vecino país del Norte.
Los jueces del alto Tribunal ya citaron a los cancilleres y cuerpo diplomático de ambas naciones para que acudan ese día al Palacio de la Paz, para conocer la resolución.
Cuando el reloj marque las 8 a.m. (3 p.m., hora de Holanda) los jueces definirán sí acogen la solicitud presentada por Costa Rica de detener inmediatamente todos los trabajos de limpieza en el cauce aledaño a Isla Calero y abandonar esta zona, hasta que esa instancia no dicte una sentencia por el fondo.
Ello, luego de que el Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla denunciara a Nicaragua ante La Haya, por invadir militarmente Isla Calero, en la margen costarricense del río San Juan, el pasado 18 de noviembre.
La diplomacia nacional espera con ansias el fallo y que este sea favorable a los intereses del país.
“Tanto Costa Rica como Nicaragua presentaron lo mejor de sus argumentos. Considero que nosotros lo hemos argumentado mejor y confiamos en que la justicia será cumplida. El alto Tribunal con atención ha analizado este caso y ha visto la urgencia de dar una resolución”, manifestó el canciller René Castro.
Al ser la Corte de La Haya un Tribunal que busca la equidad, se prevé que impondrá medidas cautelares a Nicaragua; sin embargo, estas serán en igualdad de condiciones para las dos naciones.
Entre tanto, el viernes, el Ministerio de Relaciones Exteriores dio a conocer nuevas imágenes satelitales de la Organización de Naciones Unidas del 14 de diciembre al 24 de enero, en las cuales se comprueba la destrucción ambiental ocasionada por el Gobierno nica, tanto en su territorio como en suelo nacional.
Asimismo, se visualiza la intención del vecino del Norte de cambiar el rumbo del río San Juan, eliminando los meandros es decir, las curvas naturales del cauce, que regulan la velocidad del agua, por una línea recta hecha tanto en medio de humedales nicaragüenses como costarricenses.
Las autoridades locales además comprobaron un incremento en el número de militares de Nicaragua en la frontera con Costa Rica y cómo de manera intermitente ingresan a Isla Calero para inspeccionar la zona.
También cuentan con pruebas de que en el lado nica circulan lanchas rápidas y helicópteros que permiten una mayor movilización; además, cómo se construye un aeropuerto supuestamente con fines turísticos.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios