La ampliación del Canal de Panamá, que se inaugurará este domingo, traerá mejores tarifas para los exportadores, con el incremento del acceso al continente asiático.
Se trata de la construcción del tercer juego de esclusas con dos nuevos complejos en los lados Pacífico y Atlántico del Canal de Panamá, y la creación de un tercer carril de circulación para los buques grandes, en el que cada complejo de esclusas contará con tres pasos.
Al poder atender barcos con una capacidad de casi el triple de los actuales, habrá tarifas competitivas no solo para exportar a Estados Unidos y Europa, sino también para enviar los productos a Asia, la región de mayor crecimiento del mundo.
Se trataría de los buques de hasta 14 mil contenedores de 20 pies, a cambio de la capacidad máxima de menos de 5 mil.
La conectividad ampliada a bajo costo significa que nuestros productos agrícolas, como piña y banano, entre otros tipos de exportaciones, encontrarían nuevos mercados.
En 2018 cuando entre a operar la terminal de APM en Limón, cambiaría además la logística regional actual, ya que al poder atender buques tipo Post-Panamax de hasta 8.500 contenedores, evitará la necesidad de transbordo de carga costarricense para acceder a aquellos mercados lejanos.
La posición privilegiada con que cuenta el país en el continente, haría que en unos años Costa Rica pueda ser sede de una zona libre de importancia para la región, desde donde se distribuyan mercancías hacia países vecinos, disminuyendo de esta manera los costos logísticos que actualmente tienen algunos territorios de la región.
Se espera que el tráfico anual del canal aumentará de 350 millones de toneladas al año a 600 millones.

Ver comentarios

Notas Anteriores