Enviar
Para 2009 se tiene previsto que la producción se reduzca en un 30%
Exportaciones de melón en picada

• Aunque se esperaba colocar 11 mil contenedores en el extranjero, solo se enviaron 6.500 por el mal clima y las plagas
• Incertidumbre ronda a productores ya que no saben si clientes aceptarán un aumento en el precio de la fruta

Natasha Cambronero
[email protected]

El mal estado del clima, las plagas y los reiterados incrementos en los costos de producción han originado que las exportaciones de melón vayan en picada.
La situación del sector es desalentadora en razón de que tuvo pérdidas del 40%, ocasionando que solo 6.500 de los 11 mil contenedores que se tenían previstos, se pudieran enviar.
Además las áreas de cultivo de melón han disminuido en los últimos años; en 2007 había 12 mil hectáreas, este año se sembraron 10 mil y para el próximo se prevé que sean menos de 7 mil.
Esto principalmente por los constantes incrementos en los costos de producción que han tenido un repunte de mayo a la fecha de hasta un 30% y por las pérdidas que le dejó al sector la cosecha este año.
“La rentabilidad de la producción de me
lones ha disminuido por los costos de producción que han aumentado desmesuradamente”, aseguró Eliécer Araya, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Melón.
Algunas empresas han decidido para la próxima temporada disminuir el área de siembra, como es el caso de la compañía Melones de la Península (Melopen), que reducirá en al menos 200 hectáreas la producción de melón.
Sin embargo, lo que más preocupa al sector es no saber si los compradores estarán dispuestos a pagar los incrementos en el costo de esta fruta.
“Todo el sector melonero está en una situación de incertidumbre grandísima, no sabemos si los clientes estarán dispuestos a aceptar un aumento en el precio”, dijo Fernando Aju, presidente de Melones de la Península.
Otro factor que incide en el mal momento por el que pasa este sector es la falta mano de obra en razón de que los nicaragüenses, quienes recogían la fruta en época de verano, prefieren trabajos que les sustenten durante todo el año.
“Hay problemas como mano de obra, el país ha ido creciendo en otras actividades y cultivos que son de largo plazo, la construcción demanda mucha gente, principalmente en las zonas costeras donde se produce la mayor parte del melón, en esta región la expansión inmobiliaria se ha incrementado mucho”, afirmó Araya.
Por estos inconvenientes que se han tenido, algunos de los 28 productores de melón han tenido que incursionar en otros cultivos. Por ejemplo, Melopen cuenta actualmente con alrededor de 100 hectáreas con piña.
De igual forma, los meloneros de la Peníns
ula de Nicoya anunciaron en mayo la incursión en el mercado del arroz con al menos unas 4.500 hectáreas para aprovechar las tierras en la época de invierno y con ello también incrementar la producción nacional de este grano.
No obstante, esta producción tampoco está apaciguando las pérdidas que dejó la cosecha de este año, ya que todavía no cuentan con acceso a los créditos y seguros.
“El Ministro de Agricultura se ofreció a llevarnos a bancos pero no hay nada, tampoco hay seguros; el Gobierno se ha limitado a prometer algunas cosas y no ha cumplido nada, ni tan siquiera en granos básicos”, aseveró Araya.


Ver comentarios