Enviar
Miércoles 7 Octubre, 2009

[email protected] el valor de educar con proyectos de acción

Durante varios años he procurado comprender como la educación contribuye mejorando la condición de humanidad de los individuos y la sociedad. En la búsqueda, recientemente hallé un libro titulado “El Valor de Educar”, del filósofo español Fernando Savater, quien expone en su obra que; “…los demás seres vivos nacen ya siendo lo que definitivamente son, mientras que los humanos nacimos para la humanidad. Hay que nacer para humano, pero sólo llegamos plenamente a serlo cuando los demás nos contagian su humanidad a propósito. Llegar a ser humano del todo es siempre un arte. Ser humano consiste en la vocación de compartir lo que ya sabemos entre todos. El ser “humano”, es también un deber y la solidaridad es un rasgo propio de las personas 'muy humanas'”. Por esta razón, Savater afirma “…que el primer objetivo de la educación consiste en hacernos conscientes de la realidad de nuestros semejantes”.
En estos días, llegó a mis manos un vídeo de un proyecto intitulado [email protected], ejecutado por la Fundación Omar Dengo (FOD) desde 2007. El proyecto vincula a diferentes sectores para aprovechar la capacidad tecnológica instalada en el país, recursos económicos provenientes del sector privado, organizaciones, instituciones y personas que trabajan en beneficio del desarrollo de la niñez, la juventud y de la comunidad, facilitando el establecimiento de espacios seguros, solidarios y de aprendizaje, con enfoques no tradicionales, que aprovechan e incrementan la creatividad y motivan a continuar educándose.
[email protected], según me informo, ha ayudado a los adolescentes a adquirir la capacidad para trabajar en equipo, ha potenciado sentimientos de solidaridad para con sus compañeros y fortalece la paciencia y seguridad en el uso de las herramientas tecnológicas, además, los productos digitales que ellos mismos hacen, los motivan para permanecer o regresar a las aulas. Se realiza en instituciones educativas y en organizaciones de bien social en todo el país y está dirigido principalmente a jóvenes y niños en zonas de riesgo social, como madres adolescentes, niños de la calle, jóvenes trabajadores informales, emprendedores, jóvenes que abandonaron el sistema escolar y no excluye a jóvenes y niños de la educación formal que deseen participar.
El proyecto tiene como objetivo brindar oportunidades de aprendizaje, entretenimiento y desarrollo a niños, niñas y jóvenes participantes, que deseen hacer un uso productivo de su tiempo libre para desarrollar sus capacidades y talentos personales, a través de una experiencia innovadora de aprendizaje mediado por tecnologías digitales. Ofrece experiencias de aprendizaje gratuitas, abiertas, certificadas por la FOD, en horario extraclase y en vacaciones. [email protected] consta de seis experiencias innovadoras de aprendizaje: Diseño de juegos y producción de animaciones (programación en Scratch); Periodistas digitales; Diseño de páginas web (software libre); Prevención de desastres; Productividad digital; Líderes técnicos. A la fecha, el proyecto ha beneficiado a 10.131 niños, niñas y jóvenes de zonas en riesgo social.
Convido a conocer este proyecto (www.fod.ac.cr), cuya experiencia nos enseña humanidad de manera intencionada, crea ambientes de aprendizaje que enriquecen el arte de vivir, brinda oportunidades para compartir saberes necesarios con otros, toma en consideración las necesidades de nuestros iguales, entreteje redes de solidaridad que nos demuestran y nos devuelven el entusiasmo por el Valor de Educar, como diría Savater.

Víctor H. Bonilla
Antropólogo Social


Enviado por:
Anabelle Prado S.
Asesora Edilex Comunicación Internacional
Tel. (506) 2253-5518 / (506) 8846-9551
Fax.: (506) 2253-7535
www.edilexcomunicacion.com