Enviar
Sanciones a evasores son débiles
Exoneraciones minan recaudación

• Fondo Monetario aboga por reformas fiscales para que el istmo dé salto al desarrollo

Wilmer Murillo
[email protected]  

Un conjunto amplio de exoneraciones erosionan seriamente la base de todos los impuestos en Costa Rica y en general en todos los países de Centroamérica.
De acuerdo con este diagnóstico el país y la región requieren avances en el campo fiscal para superar el problema y dar un salto hacia el desarrollo.
El control de los evasores y las sanciones para castigarlos son débiles, lo cual es identificado como contrario al desarrollo, la equidad entre sectores, empresas y personas, por el Fondo Monetario Internacional (FMI).
“Ciertas elites económicas están invirtiendo en sectores que no pagan impuestos y se oponen a que se fortalezca la tributación, con lo cual sectores dinámicos contribuyen menos al sostenimiento del Estado que otros, y todo ello erosiona la moral tributaria”, plantea el organismo internacional.
Centroamérica, sin embargo, no está exenta de logros en materia fiscal. Para el conjunto de países del istmo la recaudación creció del 12% al 14,3% en 2006. En Costa Rica creció hasta un 13,9%.
La recaudación aumentó como resultado de un mayor crecimiento económico y debido a la introducción de sistemas de control y de retención de impuestos, además del impacto de reformas menores. “No obstante, son logros insuficientes ante los desafíos que plantean la globalización y el Cafta”, dijo Dominique Desruelle, jefe de la División del FMI para Centroamérica.
El experto afirmó que los países centroamericanos deben aumentar la carga tributaria y mejorar el gasto para hacer frente a grandes deficiencias en salud, educación, infraestructura y seguridad favoreciendo tanto la equidad como la competitividad.
Ver comentarios