Enviar
Exceso de dólares pone a flotar el colón
• Tipo de cambio aumenta volatilidad, con disminuciones del precio del dólar al cierre de quincena de cada mes

Wilmer Murillo
[email protected]

Un aparente exceso de divisas en el mercado mayorista podría estar contribuyendo a que el Banco Central vaya a cumplir más de dos meses de no vender dólares en este mercado.
Desde el 13 de octubre hasta el viernes anterior los precios de ventanilla de compra y venta han bajado casi ¢13 y el de Monex ¢12, producto del exceso de divisas.
Por otra parte, desde setiembre el precio de la divisa estadounidense continuó con aumentos y disminuciones, pero con una tendencia estable, y en las últimas cuatro semanas la propensión ha sido hacia la baja.
Significa lo anterior que el tipo de cambio ha estado flotando por todo este tiempo.
Las cotizaciones en el mercado cambiario en ese periodo sí se han movido, una veces hacia arriba y más recientemente hacia abajo. O sea, se han movido sin que medien compras ni ventas de divisas por parte del Banco Central.
Aunque es temprano, algunos especialistas han planteado que lo que está ocurriendo actualmente insinúa que ha llegado el momento para que el país elimine las bandas y pase a una flotación administrada.
A diferencia de otros años, 2009 se ha caracterizado por la mayor volatilidad del tipo de cambio, la cual se acentuó a partir de setiembre.
En octubre se observó una apreciación de la moneda local.
El tipo de cambio de venta referencia calculado por el Banco Central correspondiente al 30 de octubre es ¢5,79 inferior al del cierre de setiembre, y menor en ¢16,5 al techo de la banda cambiaria.
El 14 de setiembre en Monex se presentó una diferencia entre los tipos de cambio extremos de ¢15 mientras que en la última semana el rango más alto ha sido de ¢7.
Se espera una mayor apreciación del colón a partir de noviembre, asociada a la venta de divisas para adquirir colones necesarios para el pago de impuestos y aguinaldos.
El tipo de cambio del colón con respecto al dólar marcaría un mínimo del año en las últimas semanas de noviembre, señaló Carmen Monge, analista de INS Valores Puesto de Bolsa
Mientras tanto 2010 estaría caracterizado por las fluctuaciones del macroprecio, la cual es propia de un sistema cambiario donde el tipo de cambio es determinado por la oferta y demanda de dólares y deja de ser la principal variable de control del Banco Central.
En términos anuales “esperamos una apreciación del colón, tesis que se sustenta en la recuperación de las exportaciones de bienes y servicios, los flujos de inversión extranjera y de turismo, así como en la depreciación del dólar frente a otras monedas”, dijo Monge.
En el actual sistema de bandas el precio de la divisa puede oscilar entre un piso, actualmente fijo en ¢500, y un techo que se devalúa ¢0,20 diarios.
Pese a la flotación hacia la que se encauza la moneda, el Central considera que el país está en un proceso electoral durante el cual no es aconsejable tomar medidas de este tipo.
Faltan varios pasos para pensar en una flotación administrada, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, como sería profundizar y mejorar los mecanismos de los mercados donde se negocian recursos a corto plazo y el desarrollo de las coberturas cambiarias o instrumentos para protegerse de los vaivenes de la moneda.
Ver comentarios