Europa rechaza la “teoría del dominó” y los mercados se muestran tranquilos ante la crisis griega
Enviar

Europa rechaza la “teoría del dominó” y los mercados se muestran tranquilos ante la crisis griega

 Fue la liquidación de títulos que casi no ocurrió. Pese a la contundente victoria del bando antiausteridad con un 61% de los votos en el referéndum del domingo, los mercados financieros están tranquilos por segundo día aun cuando Grecia derrapa hacia la suspensión de pagos y la salida de la zona euro.
Los bonos italianos y españoles tuvieron demanda al iniciarse las operaciones el martes como también el Índice Stoxx Europe 600, invalidando los pronósticos de la semana pasada de que los mercados atravesarían un período difícil si los votantes griegos rechazaban el acuerdo de ayuda a cambio de austeridad.
“Bastante aburridos” fue la expresión que utilizó Jens Nordvig, director gerente de investigación de monedas de Nomura Holdings Inc., para describir los mercados en un informe a los clientes enviado el lunes.
A los que leen sus trabajos habitualmente esto no debería sorprenderlos demasiado. Desde hace ya un tiempo, Nordvig, que trabaja en Nueva York, cuestiona la “teoría del dominó” que plantea que la agitación en Grecia automáticamente contagiará a otros miembros de la zona euro al plantear la pregunta de si tendrán que dejar el euro.
“Según esa teoría, el riesgo de redenominación debería correlacionarse de manera positiva entre todos los países (débiles) de la zona euro y un voto por el ‘no’ el domingo provocaría una ampliación inmediata y considerable del diferencial en los países periféricos de la zona euro”, escribió en una nota del 2 de julio. “El problema de esta teoría es que sencillamente puede estar equivocada”.
Entre las razones para dudar de la opinión generalmente aceptada se halla la creación desde 2010 de una serie de cortafuegos, entre ellos un fondo de rescate permanente y los programas de compra de bonos del Banco Central Europeo.
Los inversores al parecer están apostando a que estos se mantendrán fuertes aun cuando reducen las probabilidades de que Grecia permanezca en el bloque de la moneda única.
Nordvig abona esta visión optimista al sugerir que el riesgo de que haya una serie de monedas europeas nuevas en realidad no ha aumentado al prolongarse la crisis griega.
Calcula que los tenedores de activos griegos deberían buscar una prima de 409 puntos básicos para contrarrestar el riesgo de que reaparezca la dracma dado que las probabilidades de una salida de Grecia rondan el 50%.
En cambio, estima que las primas por esta amenaza para Portugal e Italia son de sólo 52,3 puntos básicos y 19 puntos básicos respectivamente.
Para Nordvig, el “verdadero contagio” se produce a través de la política más que de los mercados y sólo se transmitirá si los partidos que no son de centro cobran fuerza en Italia o España. Cuestiona la probabilidad de que esto ocurra dado que las penurias económicas de Grecia harán más difícil que esas fuerzas ganen apoyo.
“Los que apuestan a un contagio desenfrenado como resultado de que Grecia emprenda el camino hacia la salida tendrán que repensar su postura”, señaló el lunes. “La así llamada teoría del dominó parece cada vez más anticuada”.

Bloomberg
 



Ver comentarios