Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


España no se contagia de crisis portuguesa

Redacción La República [email protected] | Jueves 13 enero, 2011



España no se contagia de crisis portuguesa

Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, descartó ayer el riesgo de contagio a España en caso de que el gobierno portugués se viera obligado a solicitar la ayuda financiera europea.
“No veo ninguna razón para alimentar la especulación en este sentido”, aseguró el finlandés Olli Rehn, quien defendió que “España ha tomado “medidas de consolidación fiscal muy sustanciales” y “reformas estructurales muy significativas” en el mercado de trabajo, la reestructuración de las cajas de ahorros y las pensiones.
“Estas son acciones muy convincentes y estoy seguro de que España puede superar el bache con estas medidas”, dijo Rehn, tras participar en una conferencia en Bruselas.
Respecto a la situación de Portugal, señalado por los mercados como la próxima víctima de la crisis de la zona euro tras los rescates de Grecia e Irlanda, Rehn aseguró que el país ibérico “está ahora en la buena senda en términos de tomar acciones audaces en el terreno de la consolidación fiscal y las reformas estructurales”.
En este sentido, calificó de “bastante positivos” los datos de consolidación fiscal del ejercicio 2010 anunciados el martes por el primer ministro luso, José Sócrates, quien reveló que Portugal ha conseguido superar sus previsiones para reducir el déficit fiscal en dos puntos, situándolo en diciembre por debajo del 7,3%.
Poco después del anuncio de Sócrates, el Banco de Portugal anunciaba que el país volverá a entrar este año en recesión y su economía caerá el 1,3%, por impacto de las medidas de austeridad adoptadas para reducir el déficit fiscal y calmar la presión de los mercados sobre la deuda portuguesa.
Portugal se enfrentó ayer a una subasta decisiva de entre 750 y 1.250 millones de euros en obligaciones del Tesoro a tres y diez años.
Por otro lado, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios abogó ayer por ampliar el fondo de rescate aprobado por los países del euro para ayudar a los estados de la región que pudieran presentar problemas de financiación similares a los vividos por Grecia e Irlanda.
“Necesitamos revisar todas las opciones, así como el tamaño y alcance de nuestros instrumentos financieros” para afrontar la crisis, dijo el comisario durante la conferencia, tras lo cual evitó aportar más detalles sobre este asunto, para no complicar “con una declaración prematura” los “complicados debates” que están teniendo lugar actualmente en el seno de la UE.
Desde el comienzo de la crisis de la deuda, los analistas han expresado sus dudas sobre la capacidad del fondo de rescate temporal, dotado con 440 mil millones de euros y ampliable hasta 750 mil si se suma la contribución de la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional.
A juicio de los actores del mercado, la cantidad útil del fondo es considerablemente inferior y sería insuficiente en caso de que hubiera que salir al rescate de un país del volumen de España, cuarta economía de la región.

Bruselas