Escuela de Alajuelita innova en ahorro de agua
“Florida contempla dentro de sus iniciativas de inversión social estratégica el desarrollo de este tipo de proyectos en comunidades cercanas a sus operaciones”, dijo Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas para Florida Ice & Farm Company. Esteban Monge/LA REPÚBLICA
Enviar

Escuela de Alajuelita innova en ahorro de agua

Proyecto es impulsado por Musmanni

La escuela de San Felipe de Alajuelita ahorrará ¢2,5 millones al año en el pago de agua, gracias a la implementación del proyecto de cosecha de agua de lluvia, desarrollado por Musmanni.

201412302300100.pag22.jpg
La iniciativa busca desarrollar una cultura de uso eficiente de recursos y de educación ambiental en niños, docentes y personal administrativo. Así, ellos podrán replicar estas buenas prácticas en sus hogares, especialmente en esta comunidad que frecuentemente sufre escasez de agua.

“El proyecto impacta positivamente una comunidad donde viven muchos de nuestros colaboradores de Musmanni, estamos contribuyendo con el ambiente, acorde con nuestros valores y modelo de negocio de triple utilidad”, comentó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas para Florida Ice & Farm Company.
Florida contempla dentro de sus iniciativas de inversión social estratégica el desarrollo de este tipo de trabajos en comunidades cercanas a sus operaciones.
Los centros educativos seleccionados deben cumplir con algunos requisitos previos, entre ellos, contar con techos en buen estado y canoas, así como tener disponible espacio para colocar el tanque de captación de agua de lluvia.
Una vez verificadas las características y aprobado el proyecto, se analiza el consumo actual de la escuela y las áreas donde se puede disminuir el consumo de líquido. Seguidamente, se instalan el tanque, tuberías y el sistema de bombeo.
Cuando el sistema funciona adecuadamente, el agua recolectada se utiliza para alimentar los inodoros; también se aprovecha para alimentar tuberías y grifos debidamente identificados y exclusivos para las labores de limpieza de la escuela.
Finalmente, se brinda la capacitación correspondiente a maestros y colaboradores administrativos para que puedan transmitir la información a los estudiantes.
Este es el segundo proyecto de este tipo que desarrolla Florida en un centro educativo público. El primero fue en el Liceo de Flores en San Joaquín, en 2013, y se espera continuar con este tipo de iniciativas en un corto plazo.
Una iniciativa de cosecha de agua de lluvia es viable en cualquier parte del país, debido a que en época de invierno llueve en promedio 2.957 mililitros de agua, según datos del Instituto Meteorológico Nacional y el Ministerio de Agricultura.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola


Ver comentarios