Enviar

Ante el crecimiento de San José los gobiernos no han respondido con vialidad, como era su obligación

Enfermedad que nadie atiende

Hemos dicho en más de una oportunidad que la ciudad capital crece, pero en forma caótica. Es decir, ante el empuje y dinamismo del sector empresarial, los gobiernos no han respondido con un ordenamiento capaz de permitir un orden para asegurar que las nuevas edificaciones y el desarrollo contribuirán a la calidad de vida de los habitantes.
Un reportaje que publicó este diario ayer bajo el título “Arteriosclerosis ataca a San José” pone muy en claro la situación, analizando como se dio, durante unos años, un crecimiento acelerado de la construcción en la zona oeste de la ciudad, mientras que actualmente ese crecimiento se da más bien en el este. Pero la acción del gobierno, en general, no hizo lo que debía para atender las nuevas necesidades.
Existe un Ministerio de Obras Públicas y Transportes, pero no se ha realizado la obra pública necesaria ni se ha implementado un moderno sistema de transporte para que los habitantes de San José tuvieran un crecimiento ordenado y un sistema vial y de autobuses modernos y seguros ambos, de manera que pudieran ser utilizados.
El resultado de esta falta de acción llevó a la ciudadanía, que de alguna forma necesita movilizarse, a esforzarse por contar con vehículo propio para intentar solucionar, de algún modo, su problema de transporte. Ante esta realidad provocada por la falta de acciones del gobierno, este respondió obligando a los ciudadanos a dejar sus carros guardados una vez a la semana, mediante la restricción vehicular. Es decir, doble castigo.
Hoy, ante el crecimiento de la zona este de la capital, los ciudadanos que necesitan movilizarse por ella se ven cada día más agobiados por los congestionamientos de las llamadas horas pico.
Sin embargo, la falta de planificación continúa y aparentemente los proyectos, que hay en papel para iniciar una supuesta edificación de obras de un plan vial, a criterio de los analistas tienen al menos 25 años de haber dejado de ser útiles. ¿Tendremos ahora una solución al problema o seguirán varios años de solo estudios para readecuar los proyectos que se dejaron envejecer en las gavetas?


Ver comentarios