Enviar
Empresarios de Monterrey actúan ante violencia

Las autoridades y organizaciones civiles mexicanas en la ciudad de Monterrey, al norte del país, están tomando las medidas adecuadas para combatir la creciente violencia, dijo José Antonio Fernández, presidente del Consejo de administración y director general ejecutivo de Fomento Económico Mexicano SAB.
Los líderes fueron sorprendidos por la magnitud de la violencia relacionada con el narcotráfico en Monterrey y no actuaron lo suficientemente rápido para mitigarla, dijo Fernández en un discurso en la ciudad anoche.
“Ahora que nos hemos percatado de que el problema es mucho más serio de lo que pensábamos, estamos reaccionando”, dijo Fernández. “Están empezando a pasar cosas para resolver esto”.
Casi 30 mil personas han sido asesinadas desde que el Presidente de México, Felipe Calderón, asumió el cargo en diciembre del 2006 y empezó a combatir el crimen organizado enviando soldados a las ciudades en donde la violencia ha estallado.
Los delincuentes intensificaron los ataques en el área de Monterrey este mes utilizando granadas, lesionando a una docena de personas en la plaza central de un suburbio e hiriendo a cuatro oficiales en el cuartel de la policía estatal.
Fernández hizo un llamado a que las personas se unan para combatir la ola de violencia. Femsa, como se conoce al holding de la embotelladora de Coca-Cola más grande de Latinoamérica y a la mayor cadena de mini supermercados de México, está financiando organizaciones que ayudan a combatir el crimen, dijo, sin nombrarlos.
Monterrey no es tan violenta como los medios la pintan, dijo Fernández. Los niveles de delincuencia del país siguen siendo mejores que los de muchas ciudades latinoamericanas e incluso estadounidenses, dijo, sin nombrarlas. Monterrey era conocido por ser un lugar seguro, y eso ha dado la impresión de que la violencia es peor, dijo.
Por otra parte, Femsa SAB planea instalar hasta 35 mil máquinas de café en tiendas en México bajo la marca Blak.
Coca-Cola Femsa está compitiendo con la suiza Nestlé SA para vender productos de café como cappuccino y latte, dijo Javier Astaburuaga, director de finanzas de la matriz Fomento Económico Mexicano SAB, conocida como Femsa. La embotelladora de la Ciudad de México está poniendo máquinas en ciudades en las que distribuye productos de Coca-Cola Co.
“Creemos que en México, aunque Nestlé tiene una presencia muy fuerte en este segmento, hay oportunidades para nosotros por nuestro servicio directo a tiendas”, dijo Astaburuaga en una entrevista en Monterrey anoche.
La incursión en el mercado de café forma parte de la campaña de Coca-Cola Femsa para abarcar bebidas no carbonatadas en colaboración con el mayor fabricante de refrescos del mundo. La empresa mexicana, que tiene una sociedad al 50% con Coca-Cola.

Ver comentarios