Empresa tica apuesta por innovación ante caída en exportación de flores
“Consideramos que el futuro de la exportación de flores es un reto lleno de oportunidades para quienes logren alinear sus procesos productivos hacia la calidad, la consistencia y el servicio a los clientes”, dijo María Mora, encargada de Ventas de Pyfosa.
Enviar

201606131951210.recuadro-6.gif
Mantener una oferta de productos que se adapte a las expectativas de un mercado con altas demandas y variaciones, para enfrentar la caída de exportaciones, es el arma de Pyfosa, una empresa nacional.
Se trata de la productora Planta y Flores Ornamentales S.A. (Pyfosa), que desde 1986 tiene su producción en suelo nacional y se mantiene en innovación constante de sus procesos de producción, capacitación de personal y búsqueda de nuevas especies.

Además, enfocar sus esfuerzos en ofrecer al comercio internacional una amplia variedad de flores y follajes, le ha permitido mantener su producción a pesar de que las cifras no son alentadoras.
El negocio exportador se ha concentrado principalmente en hacer un uso eficiente de los recursos naturales y humanos para optimizar la producción y no despedir personal.
Actualmente, cultiva 11 especies de flores de altura y 40 variedades de follajes tropicales, en seis puntos distintos del país.
El proyecto más reciente es el cultivo de anturios mediante hidroponía, aplicando para ello equipo tecnológico que busca realizar el trabajo implementando energías limpias.
“Nuestra empresa posee una actitud de mejora permanente en su oferta exportadora, esto se logra con el conocimiento profundo de los procesos agrícolas y la incorporación de nuevas tecnologías, que a su vez generen el interés de los clientes por nuestros productos”, dijo María Mora, representante de Ventas de Pyfosa.
Desde 2013, las ventas de flores y plantas al extranjero mostraron una tendencia a la baja, pues hace tres años el total de ingresos por estos productos fue de casi $156 millones, para 2014 pasó a $153 millones y el año pasado disminuyó a $151 millones, para una caída del 1,5% en este periodo, según datos de Procomer.
Pero no solo el comercio de flores y plantas ha caído, los capullos pasaron de 8,8 toneladas exportadas en 2013, a 7,3 toneladas el año anterior.


Para tratar de evitar que las exportaciones de estos productos sigan a la baja, Procomer toma medidas como estrategias de consorcios de exportación. El objetivo es promover economías de escala para las pymes costarricenses en el proceso de la internacionalización, además de impulsar su participación en ferias internacionales, donde se utiliza la marca país Esencial Costa Rica.
“Tratamos de que las empresas tengan los menores inconvenientes posibles para exportar, pero los permisos y trámites se deben realizar con las respectivas validaciones ante el Ministerio de Agricultura y tener la certeza de que el producto se encuentra admitido para el ingreso en el país destino”, dijo Ofelia Fernández, representante de la Promotora de Comercio.
Costa Rica tiene como mercado de plantas y flores distintos países, pero sus principales destinos son: Estados Unidos con $72 millones, Holanda con $43 millones, Bélgica con $12 millones, Canadá y Alemania con $5 y $3 millones respectivamente, de acuerdo con el Informe de Exportaciones de 2015 de Procomer.


 


 


Ver comentarios