Emprendedores crean recetas y envían productos hasta su casa
“Al final del día lo único que tendrá que realizar el cliente es cocinar y disfrutar, sin desplazarse al supermercado o desperdiciar en excedentes de ingredientes, ahorrando tiempo y dinero”, dijo Esteban González, socio de Chefilísimo, junto con Andrés Corrales, también socio de la marca. Gerson Vargas/La República
Enviar

201603032107000.recuadro-2.gif
Una caja llena de productos listos para cocinar, desde pollo hasta vinagre balsámico, con una receta de cuatro pasos y su propia cocina para preparar su cena o almuerzo, es lo que ofrecen tres emprendedores con Chefilísimo.
La pyme entrega semana a semana una caja de menús con ingredientes frescos en porciones exactas para preparar y cocinar las recetas en casa.

La idea es que cada persona pueda convertirse en chef con platos sencillos de hacer y con los productos listos para preparar.
“Queremos que las personas coman en su casa y que hagan su comida con ingredientes frescos y en algunos casos difíciles de conseguir, pero que nosotros se los encontramos”, dijo Esteban González, socio de Chefilísimo.
Para consumir cada receta se realiza un pedido en el sitio web de la empresa, además de los pagos desde esa plataforma.
Los representantes llevan todos los ingredientes empacados en porciones exactas para preparar la receta que elija el cliente.
Las cajas se entregan en la Gran Área Metropolitana, luego de que los emprendedores vieron acogida en todo San José.
“Cada receta se prepara en un promedio de 45 minutos, viene con instrucciones muy fáciles de seguir y como el menú cambia todas las semanas, los clientes se benefician de probar platillos distintos de diferentes partes del mundo todas las semanas”, agregó Andrés Corrales, otro de los socios.
Minimizar las pérdidas es una ventaja, ya que Chefilísimo trabaja “contra pedido” y con productores locales para promover el consumo de pequeñas empresas.
El emprendimiento nació hace cuatro meses y tiene en promedio unos 15 clientes por semana.
Cada caja con los productos y recetas tiene un valor de ¢39 mil, con capacidad de consumo para dos o tres personas. Cada pedido debe tener como mínimo tres recetas.
“El precio es fijo por caja, por lo que también permite hacer un presupuesto mensual. Asimismo, ayuda a no tener que estar pensando qué cocinar, estar visitando el supermercado constantemente ni tener desperdicio de ingredientes”, agregó Corrales.
Cada uno de los socios se dedica a diferentes sectores, uno es chef, otro economista y una mercadóloga.


 


Ver comentarios