Emma Thompson, una inmensa actriz al servicio de Mary Poppins
Enviar

CINE

Emma Thompson, una inmensa actriz al servicio de Mary Poppins

201401302235010.m9.jpg
Emma Thompson interpreta a la escritora británica P.L. Travers en la cinta “Saving Mr. Banks”.
Con rigidez y un punto de ternura, Emma Thompson se hace la reina de la pantalla en “Saving Mr. Banks” una película sencilla, tanto en su historia como en su planteamiento, que sorprende por su narración sin artificios.
La mayoría de la gente sabe quién es Mary Poppins principalmente por la película, pero pocos conocen la historia que rodeó su adaptación, los esfuerzos de Walt Disney por conseguir que la británica P.L. Travers le cediera los derechos de su obra más querida.

Y es eso lo que cuenta “Saving Mr. Banks”, el proceso final de esa negociación, la entrada de la seria y rígida Travers en el empalagoso mundo de Disney, al que interpreta Tom Hanks, con un punto de parodia y de irrealidad que conjuga muy bien con el universo infantil de este creador.
Un mundo idílico, el de los estudios Disney en la soleada California de comienzos de los años 60, que contrasta con la británica y casi militar educación de Travers, una escritora con muy poco que ver con los sueños que transmitían sus libros.
Thompson da todo un recital de interpretación en la recreación de esta escritora, que busca de cualquier manera impedir que el ñoño mundo de Disney se apodere de su querida Mary Poppins.
La película, dirigida por John Lee Hancock, se mueve entre el momento en el que se prepara la adaptación de Mary Poppins y la infancia de la escritora, en su Australia natal, con un padre alcohólico que marcó una niñez mucho más compleja que lo que sus libros podían hacer imaginar.
La mezcla de los dos mundos es el esquema perfecto para preparar la transformación de la escritora a lo largo de una película que resulta evocadora para los adultos que se criaron con Mary Poppins y que podría redescubrir el personaje a los más jóvenes de hoy en día.
Junto a Thompson, que se mueve con soltura entre la vida que le marcan las estrictas normas sociales que ella misma se impone y el deseo de salir de ellas, destacan Hanks y un Paul Giamatti, que de nuevo se luce hasta en un papel tan aparentemente insustancial como el del chofer que conduce a la escritora en su estancia en California.
El reparto lo completa Colin Farrel, que interpreta al padre de la escritora, un hombre fuera de la realidad que pese a sus problemas con el alcohol es el germen de los sueños de su hija.

Madrid/EFE


Ver comentarios