Enviar
Eliminando las barreras del mercado financiero regional

Con la ratificación del Cafta se da un paso más hacia la integración de los mercados centroamericanos

Agustina Cobas
[email protected]  

Después de varios meses de discusiones, conflictos, demoras y otro tipo de inconvenientes, las dudas respecto a la aprobación del tratado de libre comercio entre Centroamérica y Estados Unidos finalmente han sido disipadas, y el país comienza a prepararse para hacer frente a un nuevo reto.
Pero más allá de las oportunidades que podrían surgir como resultado de la mayor relación comercial, el tratado, que llega en momentos en que los países de Centroamérica comienzan a ser vistos como uno solo con potencial de crecimiento, podría ayudar a acelerar el proceso de integración del istmo.
Si bien ha habido intentos por parte de las autoridades de las Bolsas de Valores y otras entidades financieras de crear plataformas que permitan la integración bursátil entre los países de la región, los avances que se han hecho hasta el momento son pocos.
En el caso particular del mercado bursátil, las autoridades trabajan para facilitar los procesos de inscripción de valores de un mercado en otro, y reducir costos y otras barreras que dificultan la negociación entre los mercados.
La mayor integración permitiría a los inversionistas costarricenses contar con más opciones, además de las locales, y el mismo beneficio se generaría para los inversionistas del resto de los países de la región.
"Estos se verían beneficiados al poder acceder a una gama de productos más amplia, aumentar la diversificación de riesgo país, mayor arbitraje de tasas, coberturas cambiarias, entre otros", opinó Edgar Gutiérrez, gerente de Lafise Valores.
Por otra parte, los emisores de valores y aquellas empresas que requieran financiamiento para desarrollar sus negocios se verán beneficiadas de la mayor integración, ya que podrán optar por una mayor cantidad de alternativas de fondeo.
Por su parte, la industria de fondos de inversión, que ha cobrado mucha fuerza durante los últimos años, pero que aún debe desarrollarse más, podría sacar provecho de la mayor integración de los mercados financieros de la región.
En Costa Rica los fondos tienen mucha liquidez y escasean las opciones de inversión, si nos llevamos los fondos a otros países captamos más liquidez, que es positivo", comentó Víctor Chacón, director de la Cámara de Fondos.
Sin embargo, es necesario aumentar la cantidad de activos en las carteras de los fondos.
"Tenemos que trabajar aún más en el lado de los activos; hay que 'peinar' nuestra economía y la del resto de Centroamérica para sacar a flote todas esas oportunidades de inversión en las empresas expuestas al tratado", agregó Chacón.
Actualmente los fondos tienen colocado cerca de un 15% en el extranjero, y no llega al 1% lo que está invertido en el resto de Centroamérica, agregó Chacón.
En el caso del mercado bancario, la integración ya ha comenzando a consolidarse desde que grandes grupos financieros iniciaron su travesía por la región, aumentando su presencia en cada uno de los mercados que la componen.
"El sector financiero se encuentra en un ambiente de competencia a nivel local y regional desde hace ya mucho rato, hay mayores productos, mayores y mejores condiciones de crédito, tasas de interés más bajas, grupos que operan ya regionalmente; como todo, el proceso de mejora y de desarrollo se dará con el tiempo", comentó Alvaro Gómez, gerente de BN Valores.
Más allá de los beneficios que podrían obtenerse de la mayor integración, las autoridades encargadas de la regulación y legislación en cada país tomen en cuenta estos cambios y realicen las modificaciones necesarias para que los inversionistas y demás participantes puedan sacar provecho de la integración de los mercados.


Bolsas de Valores
José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores.

En el ámbito financiero la integración regional se ha ido dando por medio de la fusión de los diferentes grupos. La aprobación del Cafta nos pone en el mismo nivel de competitividad que el resto de la región y nos posibilita participar en el futuro de nuevas oportunidades.
La integración financiera que se persigue tendrá beneficios tanto para los inversionistas como para los emisores. A los primeros les permitirá ampliar sus opciones de inversión con el consecuente beneficio derivado de una mayor diversificación del riesgo y a los segundos les permitirá acceder mayores fuentes de liquidez.
Actualmente se ofrecen productos de otros mercados, tanto deuda panameña como de El Salvador se negocian esporádicamente en el mercado local. Sin embargo, el proceso de registro no es el óptimo y la infraestructura bursátil sigue siendo muy poco amigable, lenta y cara. El proyecto en el que participamos las bolsas de Costa Rica, El Salvador y Panamá persigue atender estas rigideces.


Industria de fondos de inversión
Alvaro Camacho, Gerente de BCR Fondos
Bajo el supuesto de que esta situación mejora la confianza de los inversionistas, es de esperar que a mediano plazo haya una mayor atracción de inversión extranjera directa así como de inversión local que redundará en un mayor crecimiento económico.
Bajo esta perspectiva, cabe esperar que toda la región presente un mayor nivel de ingreso y por tanto un mayor nivel de ahorro en el mediano plazo.
Así, la región centroamericana, que utiliza la misma plataforma legal y habla por lo tanto el mismo idioma comercial, se vuelve más apetecible por su potencial de crecimiento.
Para los inversionistas locales, abre la posibilidad de diversificar en mayor medida su portafolio de inversiones, porque el mayor crecimiento potencial de mediano plazo de la región puede significar una mejor capacidad de pago de emisores soberanos, al tiempo que las empresas privadas locales puede que requieran participar en el mercado de capitales para ampliar sus operaciones y mantener su competitividad.


Negocios bursátiles
Edgar Gutiérrez, gerente de Lafise Valores
Sin duda alguna el proceso de integración de los mercados bursátiles es algo que se viene desarrollando desde hace varios años, sin embargo, la aprobación del tratado va a propiciar una mayor integración comercial, por ende un mayor dinamismo del sector real de la economía, que va a implicar una mayor demanda por servicios financieros y bursátiles.
Los grupos que van a tomar ventaja de este proceso, son aquellos que presenten soluciones regionales a los clientes, por ejemplo, una empresa en El Salvador que necesita invertir en el mercado costarricense en colones para pagar las planillas de su subsidiaria en Costa Rica y protegerse de las variaciones en el tipo de cambio, o una empresa en Guatemala que necesite realizar pagos a proveedores en Costa Rica. Los grupos que tengan una plataforma regional bien consolidada y un sistema de pagos centroamericano desarrollado van a tomar ventaja del mercado.
Legislación y supervisión
Juan José Flores, Superintendente General de Valores


Oportunidades de inversión
Eddy Velásquez, gerente de CFS Asesores de Inversión
La aprobación del tratado de libre comercio favorece la generación de sinergias entre los mercados centroamericanos, al darse el tratado ya Costa Rica, El Salvador, y los demás países de la región comienzan a verse desde afuera como un solo bloque, y eso nos obliga a estandarizar procesos, metodologías y procedimientos. Esto se viene discutiendo desde tiempo atrás, sin embargo, la discusión y los avances en ese sentido han quedado en el congelador, pero creo que la aprobación del tratado viene a fortalecer esa integración, en un momento en que se debe aprovechar para potenciar el desarrollo de Costa Rica y el istmo como un todo.
Los inversionistas pueden beneficiarse de una mayor variedad de productos bursátiles, y el mercado de valores podría verse beneficiado con un aumento de las empresas emisoras, aumentando así la disponibilidad de instrumentos para los inversionistas.


Costa Rica en el mercado internacional
Felipe Brenes, gerente técnico de la calificadora SCRiesgo
Desde el punto de vista del riesgo país, la aprobación del tratado elimina una incertidumbre que se tenía, dado que el mercado internacional lo veía como algo positivo, y el resultado del referéndum genera un efecto positivo. Sin embargo, hay que esperar a ver si la agenda de implementación se aprueba, porque si no, el efecto positivo se va a transformar en negativo.
Yo creo que el proceso de integración se ha venido dando desde hace años, pero el nivel de éxito no ha sido el que uno hubiera querido, pero sí se han hecho esfuerzos, como las alianzas de las bolsas.
Creo que están incentivando, pero la unificación es necesaria, viendo los temas de liquidez y los mismos negocios que se han dado en Centroamérica. El tratado viene a apoyar y a dar continuación a estos negocios.


Ver comentarios