Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



EDITORIAL


El valor del recurso humano

| Viernes 16 noviembre, 2007



El valor del recurso humano

La calidad del trabajo desarrollado cotidianamente por la fuerza laboral costarricense es en la actualidad uno de los grandes ganchos que se utilizan para la atracción de Inversión Extranjera Directa.
Gracias al nivel educativo de los trabajadores el país ha logrado prevalecer, en muchas ocasiones, por encima de otras naciones vecinas y lejanas en las silenciosas batallas que se desatan durante el cortejo a las multinacionales con planes de expansión de sus operaciones.
Costa Rica se ubica como uno de los países que poseen mayores niveles de sofisticación de los negocios, según el Foro Económico Mundial. El país ocupó el puesto 37 en el Indice de Competitividad Global, el cual toma en cuenta 131 países.
Este índice valora aspectos como requerimientos básicos, habilitadores de eficiencia y sofisticación de los negocios e innovación.
Los resultados son muestra de un recurso humano altamente capacitado y educado, y reconocido por las empresas establecidas en el país.
No obstante, la competencia se vuelve cada vez más fuerte, y los parámetros educativos deben ser más altos para poder hacer frente a los países que compiten con Costa Rica.
Las habilidades que posee la actual fuerza laboral costarricense deben ser tomadas como base en un proceso de sofisticación, que permita en un futuro no solo la generación de más empleos, sino puestos de trabajo de mayor calidad, retribución y oportunidad de crecimiento.
Entre las habilidades que pueden ser maximizadas en el costarricense están la imaginación, que es génesis de la innovación, y la constancia que permite convertir una idea ingeniosa en una realidad productiva.
Un mayor énfasis en la ciencia y las matemáticas, así como un adecuado dominio del idioma inglés, entre otras materias, dentro de los programas educativos sería también de ayuda para el mantenimiento de la buena calidad en la educación del costarricense.
Asimismo, es importante incentivar el sentido emprendedor en la población nacional, para que las nuevas generaciones no se vean vencidas por los obstáculos y el temor a fundar una nueva empresa.
El recurso humano como materia prima capaz de alcanzar el desarrollo existe en el país, es labor del gobierno propiciar las posibilidades para que se mejore su nivel de educación y se amplíe cada día a más costarricenses el acceso a ella.