Claudia Barrionuevo

Claudia Barrionuevo

Enviar
Lunes 4 Enero, 2010


El primer día del año


Hoy es el primer día del año. Aunque el calendario indique que se trata de la cuarta fecha del mes de enero, por ser un lunes —el primero de 2010— podemos afirmar que recién inicia la segunda década del siglo XXI.

¿Qué deberíamos hacer el primer día del año? Hay cientos de cábalas a realizar la noche del 31: comerse 12 uvas, salir a la calle con una maleta, bailar sobre una silla… ¿Pero para iniciar enero? No sé. Para quienes creen en los agüizotes, la Luna llena de la Nochevieja parece ser un buen augurio: “luna brillante, buen tiempo por delante”.

En todo caso, el primer día del año no es para hacer balance del pasado: lo que pasó, pasó y a otra cosa mariposa. Debemos enfrentar el futuro positivamente asumiendo buenos propósitos. Y si no empezó con ellos el 1º de enero, asuma el día de hoy como inicio del año y dele viaje a su nueva vida. Al menos inténtelo.

No todos empiezan a trabajar hoy: los estudiantes continúan de vacaciones y muchas familias todavía están en la playa: El país empieza a salir de la modorra lentamente.

Aunque —mientras la mayoría descansaba o festejaba— algunos trabajaban sin descanso para enfrentar el mes que da inicio. Y no hablo del trillado tema de la cuesta de enero, no: hablo de la recta final hacia las elecciones presidenciales. No había llegado aún el primer lunes del año, todavía bramaban los toros en el redondel de Zapote, cuando —siendo 2 de enero— se levantó la veda electoral. Aquellos que no descansaron —los encargados de las campañas publicitarias de los candidatos presidenciales— mostraron la primera entrega de su estrategia.

Los locutores y la afición de las corridas a la tica, no han dejado a afirmar que en estas fiestas de Zapote los toros han sido excelentes. Lo que quieren decir es que los enormes animales han sido lo suficientemente violentos como para revolcar a más de uno de los toreros improvisados, herirlos de gravedad y mandarlos al hospital.

Tal vez inspirados por la agresividad taurina, el comando del Movimiento Libertario (ML) diseñó una fuerte campaña y nos bombardeó con sus nuevos chingos. Mucho más discreta y sobre todo menos combativa, Laura Chinchilla reinició su pauta publicitaria. Los otros —si es que empezaron— pasaron inadvertidos. Tal vez estaban viendo los toros desde la barrera. En estos primeros días de campaña la corrida electoral ya está pintada por la agresividad del ML.

Porque si de pintas hablamos, según nuestros antiguos campesinos, hoy pinta abril, mes de Semana Santa y Segunda Vuelta (tal vez).

Y es que sin duda este año estará marcado —como cada cuatro— por las elecciones y el Mundial de Fútbol. Eventos diferentes aunque no tanto. Con Costa Rica fuera del campeonato, la pasión baja considerablemente y habrá que apoyar a otros países. Vamos a ver si a partir de hoy, 4 de enero, la campaña política empieza a calentar y despierta alguna pasión, porque hasta ahora es como si no jugáramos, como si estuviéramos fuera del campeonato, perdón, campaña.

El año empieza y no se trata de mirar hacia atrás, de lamentarse o de ser pesimista; se trata de levantarnos con una sonrisa y desear, con todas nuestras fuerzas que todo sea mejor. Aunque parezca imposible.

[email protected]