El poder de una buena historia en las redes sociales
Enviar

El poder de una buena historia en las redes sociales

¿Recuerda cuando era pequeño y le contaban: “había una vez…” y se quedaba completamente absorto y en silencio para escuchar el cuento? ¡En las redes sociales ocurre lo mismo!
En la cotidianidad, las personas cuentan historias de cosas que realizaron o les sucedieron. Las empresas hacen lo mismo por medio del “storytelling”, que consiste en presentar un producto o marca a través de una historia.
Los dispositivos móviles avanzados (smartphones, tabletas), la universalidad de las plataformas multimedia (vídeo, audio) y la rapidez de distribución de los contenidos a través de las redes sociales están despertando al contador de historias que todos llevamos dentro.
Sin embargo, no es fácil contar una buena anécdota y llegar a quien queremos. Estructurar a modo de narración el contenido de nuestra comunicación en las redes sociales puede ayudar a entender mejor nuestro mensaje y a lograr que este tenga una mejor difusión.
El storytelling ayuda a vencer la reticencia de muchos consumidores hacia la publicidad tradicional y digital, pues no busca comunicar la oferta del producto de una marca sino el relato de lo que representa esa marca. Antes de adquirir un producto, el consumidor debe establecer una conexión con la marca, y para ello es necesario que esta comunique cuáles son sus valores a través de una historia.
Esta técnica es muy efectiva en el marketing digital, sobre todo en redes sociales, pues los usuarios pueden viralizar las piezas de la campaña que logren producir un alto impacto emocional.
De acuerdo con el reciente estudio de UNIMER sobre el uso de las redes sociales e Internet, de 2013 a 2014, aumentó la cantidad de usuarios que aseguró ser fan de alguna marca o empresa. Adicionalmente, después del acceso a las redes sociales, el consumo de videos fue la segunda actividad más frecuente entre los usuarios de Internet en Costa Rica (70%).
Lo anterior refleja que estamos en un momento en que el consumidor controla qué ve, cómo lo ve y cómo lo comparte y las buenas historias nos ayudan a captar su atención.
El fenómeno del storytelling está en pleno auge; no es que aparezca en esta época, pero no es hasta ahora cuando se reconoce su valor estratégico. Se ha descubierto que los anuncios que cuentan una historia, funcionan mucho mejor que aquellos que se centran en el posicionamiento del producto.
Por eso, cuente una historia… o mejor aún: invite a sus seguidores a que cuenten la suya. Preste atención a la popularidad y el nivel de engagement que consiguen muchos sitios web que basan su contenido en las experiencias compartidas de sus usuarios, desde una perspectiva “2.0”.
Algunos negocios de eCommerce proponen a sus clientes compartir públicamente su experiencia de compra, generalmente a cambio de un pequeño incentivo. Si usted es bueno y está seguro de la calidad de su servicio ¿qué mejor acción en el terreno de los social media que conseguir que sus clientes hablen de ello a través de sus historias personales?
La tecnología ha permitido que unos a otros nos enseñemos nuestras historias y que al menos, ante la abundancia de información existente, conozcamos de forma más sencilla cómo vamos. Las herramientas sociales a nuestro alcance, principalmente los blogs, Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest, cada una a su escala, consiguen mantener vivas las historias, independientemente del tiempo transcurrido desde que tuvieron lugar.
Recuerde que detrás de toda gran marca hay una gran historia, así que atrévase a contar la suya en el gran abanico de redes sociales existentes.

Alfredo Rojas
Director
Baum Digital


Ver comentarios