Enviar
El peso de ser número uno
Rory McIlroy comenzó su primer torneo como mejor golfista del mundo y no tuvo un buen día

Jueves 8 de marzo, este día quedará muy grabado en la mente de Rory McIlroy, quien con solo 22 años, arrancó en el Cadillac Championship su defensa del máximo puesto en el ranking mundial.
El golfista norirlandés por primera vez se quita el atuendo de ser el perseguidor en el PGA para convertirse ahora en el perseguido. Así es, Rory ante el resto del mundo.
Y uno de los campos más famosos, el Doral Resort en su cancha el “Monstruo Azul”, fue la encargada de darle la bienvenida, ahí salió junto a los ingleses Luke Donald y Lee Westwood, segundo y tercero del escalafón, respectivamente.
Los 18 hoyos por el campo ubicado en Miami no terminaron siendo los mejores para él o los que más quisiera recordar, el peso del número uno hizo fuelle en McIlroy, quien firmó un score de 73 (uno sobre par de campo).
Su ronda comenzó en la bandera nueve y sus tiros encontraron en demasía el rough y las trampas y sus putt pocas veces cayeron con un solo golpe en el hoyo.
Con cuatro bogeys y tres birdies, Rory terminó su primera ronda como número y viendo que en lo alto de la tabla del segundo World Golf Championships de la temporada, el australiano Adam Scott y el estadounidense Jason Dufner comparten el primer lugar con 66 golpes.
Scott, que tiene como caddie a Steve Williams antes compañero de Tiger Woods comenzó con cuatro birdies para sumarle un águila (hoyo 1, arrancando del back), seguido de otro birdie y con un único error (hoyo 6).
Parecido trayecto sumó Dufner al conseguir siete birdies y un bogey, en el hoyo final que le hubiese permitido quedarse completamente solo en el primer lugar.
A dos impactos de diferencia se colocan el danés Thomas Bjorn y el sudafricano Charl Schwartzel ganador del Masters de Augusta hace un año.
Los encargados de perseguir a Rory en busca de arrebatarle ese primer lugar son Donald y Westwood. En el caso de Donald terminó dos golpes bajo par de campo, y en cuanto a Westwood no sería problema para el norirlandés, pues cerró con +4.
Por su parte, otro que siempre se roba las miradas es el estadounidense Tiger Woods, ayer de discreta actuación con el par del campo (72), al igual que Phil Mickleson.
Woods tuvo una jornada de momentos buenos, como cuando logró un águila en el hoyo uno y de difíciles al firmar dos bogeys seguidos (4 y 5).
Quien no las tuvo consigo fue su compañero de ronda, el español Sergio García, quien se vio cerca de los líderes y luego descendió cerca de los últimos lugares.
García se encontró con seis birdies en los primeros nueve hoyos, pero de la bandera 13 a la última vivió una completa tormenta con un bogey y un triple-bogey (en el 18 al irse al agua). Al final terminaría con 75 (+3).
Hoy se juega la segunda ronda el Cadillac Championship, que está dotado de una bolsa de $8.500.000.

Consulta: PGA Tour
Dinia Vargas
[email protected]
Ver comentarios